Polarización de valoraciones

El comportamiento de las bolsas en el primer trimestre del año ha sido muy positivo. Tras un cierre de 2018 complicado, en el que se reabrieron algunas de las heridas de la crisis, el arranque de 2019 ha sido extraordinario.

Esta fuerte recuperación se apoya sobre todo en una mejora de la percepción de riesgo, pues en estos tres meses se han ido disipando en todo o en parte algunos de los miedos que del año pasado. De un lado, los riesgos geopolíticos, que más que haberse arreglado se ha dejado de contemplar la posibilidad de un desenlace desastroso. Por otro lado, se han reducido los miedos macro que se impusieron en la parte final del ejercicio pasado. Los datos económicos, sin ser buenos, no anticipan el descarrilamiento que parecía estar poniendo en precio el mercado.

El mundo crece menos de lo que crecía, pero crece. Por ello, cabe pensar que las causas de la ralentización económica son más coyunturales que estructurales. En las próximas semanas veremos si las medidas de estímulo de la economía china son o no efectivas, si se llega a un acuerdo comercial entre Trump y China, y cómo incide todo ello en el comercio mundial. Y sí, lo de Europa, como bien dice Draghi, ha sido un tropiezo en el camino.

Por otra parte, hay que destacar la fuerte polarización que se ha producido en las valoraciones de la Bolsa europea y española. De un lado, las compañías con más previsibilidad de flujos de caja -eléctricas, farmacéuticas e infraestructuras- cotizan en la parte alta de la horquilla de valoraciones históricas, lo que resulta del todo lógico en el nuevo entorno de tipos de interés. De otro lado, las compañías que se perciben como más sensibles al ciclo -hoteles, componentes de automóviles, socimis, promotoras y bancos- cotizan a múltiplos ridículos. En la medida que se disipen los miedos que hemos comentado, estas compañías son las que mejor deberían comportarse.

Las bolsas se van a seguir moviendo al calor de los datos que se vayan publicando. Si se confirma que la desaceleración no es como para escribir a casa, los índices continuarán subiendo y los sectores que peor lo han hecho recuperarán el terreno perdido. Algunas valoraciones solo se justifican si estuviéramos a las puertas de otra gran crisis. Y no.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *