Podemos califica de «puta basura» el intento de Vox de acabar con el decreto de Memoria Histórica en Castilla y León

Valladolid Guardar

El único procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, Jesús María García-Conde del Castillo, se quedó hace en el último pleno del Parlamento regional solo en su propuesta de pedir a la Junta de Castilla y León la derogación del Decreto la Memoria Histórica y Democrática de Castilla y León aprobado en 2018. Los 80 procuradores restantes del arco parlamentario votaron en contra de una Proposición no de Ley cuyo debate provocó la salida airada del hemiciclo de algunos procuradores, principalmente el de Podemos, Pablo Fernández, que tachó la iniciativa en varias ocasiones de «puta basura», además de otros graves calificativos como «mierda», además de «lamentable, indignante, patético y vergonzosa».

Poco más suave estuvo el PSOE, que en boca de la procuradora Patricia Gómez, se sumó al calificativo de «basura», al tiempo que lo tildó de «insulto para las familias que tienen familiares en las cunetas» la proposición y se mostró orgullosa» de defender la memoria de un tío abuelo y de las «trece rosas». «No vamos a permitir que los fascistas como usted -le espetó a García-Conde- no reconozcan a quienes murieron por defender la libertad», concluyó Gómez, y toda la bancada socialista se puso en pié y rompió en aplausos.

La moderación llegó de la mano del procurador del PP Ramiro Ruiz Medrano, quien apostó por «legislar con espíritu de perdón» y defendió un Decreto «cuyo espíritu es apoyar a las familias que sufrieron la desaparición de sus seres queridos». «Si alguien pretende hacer un mal uso del Decreto -matizó- lo denunciaremos, pero mientras tanto dejemos a los ciudadanos que se beneficien de él», concluyó.

Imparcialidad

Antes de estas intervenciones, el proponente, Jesús María García-Conde del Castillo, intentó justificar su deseo de derogar el Decreto de la Memoria Histórica en su «imparcialidad» la falta de neutralidad del Consejo Asesor y en que «atenta contra la igualdad de los españoles y contra la libertad ideológica y de pensamiento», además de suponer «un ataque a la reconciliación nacional». En su segunda intervención, matizó que «nosotros defendemos las exhumaciones y que todos los familiares puedan dar sepultura a sus muertos» y lamentó que «haya una ley de buenos y malos; miremos hacia adelante». El videpresidente de la Junta, Francisco Igea, intervino en nombre del Gobierno, para decir a Vox que «no sé cómo llegarán de lejos, pero sé a lomos de quien cabalgan; a lomos del odio».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!