Planes de estímulo: EE UU acelera

El primer paquete de estímulos económicos de la presidencia de Joe Biden —aprobado el sábado por el Senado y pendiente de la más que probable confirmación en la Cámara— supone, por un lado, una firme apuesta por las políticas expansivas para luchar contra la crisis económica derivada del coronavirus y, por otro, envía un inequívoco mensaje de sentido social a una clase trabajadora especialmente afectada por la situación. Biden ha puesto sobre la mesa un ambicioso plan por valor de 1,9 billones de dólares (1,59 billones de euros) con políticas que abarcan desde un cheque de 1.400 dólares para todos los ciudadanos que ganen hasta 75.000 al año, a extender el suplemento de 300 dólares semanales a las normales prestaciones de desempleo o un nuevo apoyo para cobertura sanitaria para trabajadores despedidos, para programas de vacunación, pero también para sistemas educativos y otros sectores. No es el primer plan de choque que aprueba EE UU —los anteriores lo fueron por la Administración de Trump— y es el cumplimiento de una promesa electoral de Biden, quien había asegurado que pondría en marcha medidas de este tipo antes de cumplir 100 días en la Casa Blanca. El sábado, fecha de la votación favorable en el Senado, se cumplieron 46 días desde que juró su cargo.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!