Piqué centra la atención en el derbi de Cornellá

Si hay un jugador que centra buena parte de la atención en todos los partidos entre el Barcelona y el Espanyol, ese es Gerard Piqué. El central azulgrana nunca ha escondido la rivalidad que siente hacia el otro equipo de la ciudad y generalmente ha hecho declaraciones que han ofendido a los blanquiazules. Desde recordarles que su estadio no estaba en la Ciudad Condal sino en su periferia, lo que ponía en tela juicio sus orígenes. Y nadie olvida la polémica generada por los insultos que recibió Shakira. La gran rivalidad que viven ambos equipos con Gerard en el campo se reflejó en el último partido de Liga ante el Villarreal con los enganchones entre Pîqué y Gerard Moreno, que hasta el año pasado militaba en el Espanyol. Hoy han sido los entrenadores de ambos equipos los que han opinado sobre el tema y han tratado de quitar hierro a la situación.

«Su trayectoria esta temporada es muy buena. No tenemos que pensar nada antes de que ocurra nada especial. Esperemos que el ambiente sea el mejor pese a la rivalidad. Siempre intentamos relativizar las cosas, pero en el campo no tenemos amigos. Sabemos lo que supone para ellos ganar y ellos saben lo que supone para nosotros. Lo importante es lo que ocurre sobre el terreno de juego. Y luego, pase lo que pase, debemos darnos la mano», empezó explicando Ernesto Valverde, que ayer se encontró con Rubi para someterse a una sesión fotográfica con la intención de normalizar la relación entre ambas aficiones. «Esperamos que Piqué tenga un talante deportivo, el nuestro lo será», añadió el técnico blanquiazul, que disputará su primer derbi en el banquillo: «Ojalá seamos más de 30.000. Estamos en deuda. Ojalá el público nos ayude. Yo estaré muy concentrado en el juego. ¿Partido igualado? Esto lo veo un poco complicado. Si tengo que hablar del Barça, llevar 37 goles en 14 partidos me parecen unos números espectaculares. Si en 22 encuentros, pierdes dos… creo que es, como siempre, temible al cien por cien. Nosotros, si conseguimos ver el Espanyol de antes de Getafe y Girona será muy igualado. No sé si el más, pero tendremos opciones, sin duda».

Valverde también valoró el planteamiento del partido de mañana. «Es un derbi igualado porque no hay mucha distancia. Pero en realidad es lo mismo. Es un partido que se juega desde el corazón y poco desde la cabeza. Ellos están en un buen momento. Perdieron en casa contra el Girona, pero llevaban cinco victorias seguidas en Cornellá. Es una prueba de fuego para nosotros. Los puntos valen un poco más por esta dificultad. Nos está costando mucho sacar puntos fuera de casa», apuntó el técnico azulgrana, que también se refirió al estado de la rodilla de Luis Suárez: « Está haciendo tratamiento estos días, pensamos que mañana podrá estar y no me quiero preocupar más de lo normal. Pero debemos tener cuidado e ir solucionando los problemas que puedan suceder». En el caso de que el uruguayo no pueda jugar, el preparador culé tiene en mente sus sustituto: «Tenemos la opción de Munir, que es específico en punta del ataque. Y la otra opción que estamos utilizando es meter a Messi ahí. Siempre se descuelga y por eso Arturo Vidal nos viene bien para llegar a zonas de remate. Arturo no es un nueve, pero nos gusta tenerlo en zonas intermedias».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *