Piel luminosa y renovada: el sérum de vitamina C con mejor relación calidad-precio que he probado hasta la fecha | Escaparate

Lo de mi piel este año está siendo una auténtica odisea. Lo de la mía y lo de casi todas las de las demás, a juzgar por los consejos que me piden todas mis amigas y las innumerables notas de prensa que he recibido sobre cómo cuidarla en tales condiciones adversas. Y es que el maskné -literalmente, el acné provocado por el uso de mascarilla- no es el único problema al que nos estamos enfrentando en este año tan extraño. Lo son también la falta de luz y aire fresco a las que nos estamos sometiendo, el cambio de ambientes tan acuciado, el estrés e incluso el hábito adquirido ahora de no maquillarnos.

Aunque algunos de estos factores, a priori, puedan parecer positivos para su cuidado, lo cierto es que cambiar tan de repente y tan notablemente tantas costumbres, influye en el aspecto de la piel y, en muchos casos, lo hace de forma contraproducente. Y sí, ha sido mi caso. Así que mi rutina facial no solo ha cambiado por obligación, sino también por necesidad y con el objetivo de paliar esos daños: básicamente, granitos en mentón y mejillas y un aspecto más apagado que nunca.

He tomado algunas medidas para solucionar lo del acné más molesto: como utilizar mi loción secante preferida de forma puntual. Pero el problema esta vez era mayor y sabía exactamente lo que necesitaba no solo para conseguir un mejor aspecto de mi piel, sino sobre todo para sentirla más sana y renovada: vitamina C.

Sérum Vital C de Segle Clinical

Conocí Segle Clinical cuando probamos su pack de tres sérums en versión mini con los activos perfectos para reparar la piel después del verano. La marca es reconocida por sus formulaciones súper efectivas sobre la piel, porque ese es exactamente el objetivo de un sérum, en los que son expertos: «una fórmula muy rica en principios activos, a veces incluso activos puros, con textura muy ligera y una formulación altamente tecnológica que permite que sus ingredientes penetren hasta las capas más profundas la piel”, definen desde STANPA, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética.

Así que cuando busqué el producto idóneo para lo que necesitaba estos meses, me decidí por su sérum Vital C (ya en formato grande) formulado a base de Vitamina C y que combina su gran poder antioxidante con un activo antiestrés patentado por la marca a base de extracto de micro-algas. Sospechaba que este era uno de los factores que habían hecho empeorar tanto la textura de mi piel y, además, necesitaba ese plus de luminosidad que estaba perdiendo.

Cómo lo uso y qué he notado

Que salgamos menos de casa no implica que podamos descuidar nuestras rutinas faciales. Sin embargo, sí que reduce la necesidad de utilizar los dos productos que aplicaba antes cada mañana: protección solar y maquillaje. Ahora teletrabajo, así que el paso imprescindible en mi cuidado facial matutino era solo la limpieza. Pero no podía ser el único. Así que, tras limpiarme la cara al levantarme, aplico un tónico que regule el pH de la piel, y después paso al sérum para dejar el rostro hidratado y preparado para afrontar el día.

Lo primero que cabe destacar de Vital C es que, al contrario que otros sérums de su estilo, no es súper oleoso. Tengo la piel mixta-grasa y ese era un factor clave para mí: aunque su textura es líquida y dorada (por el color de la vitamina C), no deja esa sensación grasa y pegajosa que tanto odiamos quienes tenemos este tipo de piel. Aún así, cuando comencé a aplicarlo, lo hice un día sí y otro no hasta que mi piel se acostumbró. Además, me gusta muchísimo cómo huele (súper cítrico), lo refrescante que es en ese momento del día, y el chute de energía y revitalización que siento en la piel nada más aplicarlo.

Acerté: en cuatro semanas de uso, he conseguido alisar la piel, reducir notablemente la aparición de granitos (combinando con otros productos específicos para ello) y, sobre todo, aportar cada mañana ese chute de energía y luminosidad que buscaba. 

Otros usos y descuento ahora

Si bien para mí ha sido una solución ideal, Vital C también ofrece otros beneficios entre los que puedes encontrar los que tú necesitas. Además de la vitamina C con efecto antioxidante e iluminador y las micro-algas antiestrés, contiene ácido hialurónico, que hidrata y suaviza la piel, y también pantenol, un derivado de la vitamina B5 que protege de irritaciones y mejora la textura de la piel si ha sufrido deterioro por el sol.

Igual que yo, sus usuarias están bastante contentas con los resultados: “Me gusta mucho. El dermatólo me recomendó usar algún producto que tuviese vitamina C y este es impresionante, y además de los más económicos que puedes encontrar en el mercado”, comenta una de ellas.

Además, ahora en su página web puedes conseguir un buen descuento: de su precio original de 49,90 euros, pasa a costar 39,90 euros. Ahorra 10 euros comprando aquí y comienza a notar sus efectos desde la primera semana de uso.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!