piden a la Unesco que retire el festival del «salvaje» por ser una tradición racista

Las Brussels Panthers, un colectivo antirracista de Bélgica, centró su foco de atención en el tradicional festival de gigantes y dragones. ¿El motivo? Un personaje que utiliza la población de Ath, llamado el «salvaje». Un hombre blanco se pinta completamente de negro y desfila en las carrozas del pueblo, con cadenas atadas a su cuello y un característico anillo en sus fosas nasales. Este «salvaje» se dedica a asustar a los presentes el último domingo de agosto y pinta a las personas una curiosa línea negra en la mejilla.

Diferentes colectivos antirracistas exigieron la retirada inmediata del festival de la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, de la que forma parte desde 2005. Así lo manifestó en un escrito a la organización el grupo Brussels Panthers que exigía su eliminación de la lista, a no ser que la figura del «salvaje» se eliminara, por considerar que «está adornado con todos los símbolos de humillación que nuestras sociedades racistas han proyectado sobre la gente negra a través de la historia».

La carta, firmada también por asociaciones del resto de Europa, junto a activistas y académicos, expresa su rechazo a este «acto simbólico de violencia hacia las comunidades negras de Bélgica». El portavoz de las Brussels Panthers, Mouhad Reghif, ha recibido desde que se lanzara la campaña decenas de amenazas de muerte.

«Aún persiste la idea de que Bélgica llevó la civilización en los años cincuenta y sesenta al Congo (su lugar de origen) y de que el colonialismo fue algo bueno», declaró Reghif a « The Guardian». «Con esto, solo se mantiene la negrofobia (sic) y la supremacía blanca que nacieron en la época colonial».

Esta tradición se remonta a la Alta Edad Media, aunque efectivamente la figura del «salvaje» no apareció hasta la época colonial, en 1873. La festividad, además, incluye representaciones de algunas escenas bíblicas, como la batalla entre David y Goliat, junto a dragones. Esta fiesta también fue considerada por la Unesco en 2005 Patrimonio Cultural Inmaterial en Francia, donde se hacen representaciones iguales, aunque sin el polémico personaje. Solo en la localidad de Ath una de las carrozas lleva al «salvaje».

Loading...

Laurent Dubuisson, el historiador que dirige la Casa-museo de los Gigantes del pueblo, consideró que no existía racismo en esta tradición y la equiparó a las obras que puedan existir en las iglesias católicas. «El diablo y el “salvaje” son parte de nuestra herencia, de la misma forma que en la Iglesia Católica, o en un museo, se pueden ver obras de arte de hace 500 años que son chocantes para nuestra mentalidad actual», argumentó Dubuisson.

Por su parte, la Unesco aún no ha respondido a las reclamaciones de Brussels Panthers y la festividad tendrá lugar el último domingo de este mismo mes, siendo Patrimonio Cultural Inmaterial.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!