Patronos de la Fundación Villalar reclaman una «reflexión sosegada» sobre su futuro

VALLADOLID Guardar

Con tranquilidad, sosiego y analizando bien los datos. Esa es la principal demanda de los miembros del Patronato de la Fundación Villalar-Castilla y León que, en muchos de los casos, han mostrado su sorpresa por el anuncio del presidente de las Cortes, Luis Fuentes, de disolver una entidad que comenzó a funcionar en 2004 con el objetivo fundamental de «acrecentar el sentimiento de pertenencia de los castellano y leoneses a la Comunidad» y para que la localidad de Villalar de los Comuneros «aparezca como depositaria de los símbolos históricos y de las tradiciones» de la autonomía.

Y es que, aunque el presidente del Parlamento autonómico lo es también del Patronato, la disolución de la citada fundación tiene que ser aprobada por dos tercios de sus 20 miembros. Se da, además, la circunstancia de que en la actualidad este órgano tiene que volver a constituirse. ya que así tiene que suceder cada vez que arranca una nueva legislatura, dado que los miembros del legislativo y del ejecutivo designados pueden variar.

Según los estatutos de la Fundación, el patronato, que es su órgano de gobierno, está integrado por el presidente y el vicepresidente de las Cortes; el alcalde de Villalar de los Comuneros; un representante de la Junta (suele ser el consejero de la Presidencia); un miembro de cada partido político presente en el Parlamento (ahora tienen que sumarseVox y Por Ávila); el presidente de uno de los consejos sociales de las universidades públicas; el presidente y vicepresidente de la FRMP; el presidente del Consejo Económico y Social; representantes de UGT y CCOO; el presidente de Cecale, y el del Consejo Regional de Cámaras.

Todos ellos serán convocados antes de que finalice el año, según señalaron fuentes de las Cortes, con el objetivo de volver a constituir el Patronato con sus nuevos integrantes. Sólo a partir de entonces se podrá tomar una decisión sobre el futuro de la Fundación, sobre la base de que para su disolución deberán votar a favor dos tercios de los integrantes, es decir, que si siete de ellos votan en contra o se abstienen, no saldrá adelante.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la Fundación Villalar no formaría parte del acuerdo de Gobierno PP-Cs para reducir el número de fundaciones y empresas públicas de la Comunidad ya que, en este caso, no depende del Ejecutivo sino del legislativo.

Loading...

En cualquier caso, lo que algunos de los patronos tienen claro es que son ellos los que deben tomar la decisión y lo quieren hacer después de un análisis pormenorizado. Es la opinión del que fuera presidente de la entidad y también de las Cortes (ahora consejero de la Presidencia), Ángel Ibáñez, que aseguró a ABC que «el tiempo en el que estuve al frente tuve la posibilidad de conocer variadas y buenas iniciativas que encajan perfectamente en el fomento del espíritu identitario, en un camino que es largo y sobre el que hay que seguir trabajando desde todas las instituciones». Así, sobre su posible desaparición, Ibáñez cree que «las decisiones de tanta trascendencia requieren un análisis sosegado y, sobre todo, buscar el mayor consenso posible». «Más que ofrecer opiniones particulares, habría que hacer reflexiones colectivas de comunidad», añadió. También Ángeles Armisén, como presidenta en funciones de la Federación Regional de Municipios y Provincias, insistió en la necesidad de que «el presidente de las Cortes reúna al patronato y nos dé la información precisa para poder dar una opinión».

En interés de la Comunidad

El presidente de la patronal Cecale, Santiago Aparicio, mostró su «preocupación» por el anuncio realizado por Luis Fuentes de disolver la Fundación Villalar, «sobre todo, teniendo en cuenta que quien debe tomar esta decisión debe ser el Patronato». En este sentido, aseguró que «en Cecale entendemos que una vez que se expongan las razones por las que se solicita su disolución, estaremos capacitados para tomar una decisión, siempre a favor de los intereses de esta Comunidad». Por ello, también reclamó que se convoque a los patronos.

Una reflexión que comparte el presidente del Consejo Regional de Cámaras de Comercio, Antonio Méndez Pozo, para quien es necesario que el Patronato se vuelva a constituir y, después, «analizar detenidamente tanto el objeto para el que ha sido creada la Fundación, como el desarrollo del mismo». Y para ello, insistió, será necesario y clave escuchar la posición y argumentos de todos, analizar los pros y contras de esta medida y, a partir de ello, tomar una decisión definitiva».

Por su parte, el alcalde de Villalar de los Comuneros, Luis Alonso Laguna, mantiene que «el objetivo de la entidad sigue vigente y es un símbolo de la unidad». Para el regidor de la villa, «exista o no la Fundación, a Villalar se va a seguir viniendo porque es un lugar de encuentro y Castilla yLeón no puede perder este espacio reivindicativo e identitario». Alonso Laguna lamentó las declaraciones del presidente de las Cortes sobre la fiesta de Villalar que, a su juicio, «son fruto del desconocimiento y las atribuyo a la ignorancia». «No ha medido las consecuencias de complacer a una minúscula parte de la ciudadanía», argumentó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!