Pablo Alborán «Conozco a Dani Mateo, y creo que tiene mejores recursos que sonarse los mocos»

El disco más vendido de 2017, «Prometo», acaba de renacer en una gran reedición que incluye los los temas originales, sus duetos con Alejandro Sanz, Carminho y Piso 21, y una nueva versión de «Tu refugio». Un segundo CD ofrece una nueva grabación acústica más un tema en directo con Niña Pastori, y la caja se completa con un Blu-Ray (o 2 CD) con el que se puede disfrutar de su concierto en Sevilla (celebrado el pasado mes de junio) desde el salón de casa, y de nuevos temas acústicos, un documental sobre los entresijos de su gira, y todos los videoclips editados de «Prometo».

—Imagino que para lanzar esta reedición pondría como condición incluir una buena cantidad de material extra.

—Exacto. A mí las reediciones, o tienen cosas distintas, o no me gusta engañar al público. Como consumidor, veo algunas reediciones que, mmm….. me marean un poco. Tengo algunas peleíllas con la compañía de vez en cuando por eso. Pero esta vez ha sido en plan, ¿queréis reedición? Pues hay que invertir, o si no no la saco. Tiene mucho contenido nuevo y así sí merece la pena.

—Esa puede ser una buena medida del éxito, ¿no? Imponer tus normas a toda una multinacional.

—Sí, sí. El éxito es poder decidir, y poder decir que no a lo que no quieres hacer. Otra buena medida es poder elegir a tu equipo. Ahora mi hermano trabaja conmigo en la dirección artística, y me está ayudando a cambiar un poco mi imagen. Él estaba obsesionado con la imagen que siempre se tenía de mí, esa imagen de perfección y de niño bueno. Y aunque no haya sido un malote en mi vida, tenía que romper con eso. Soy un payaso en unas cosas, un niñato en otras, serio en otras…

—El parón que hizo debió ser duro.

—No fue por dar demasiados conciertos, fue por demasiada promoción, demasiados viajes. Hasta mi familia me pedía que parara. Los de la compañía no sé cómo se lo tomarían, me dijeron que lo entendían pero igual por detrás me pusieron a caldo (risas). Pero parar fue una necesidad visceral, animal. Ahora intento tomármelo de diferente manera, porque si no pierdo la motivación para crear.

—¿Tiene nuevos temas en la recámara?

—¡Sí! Además he estado haciendo cosas rarísimas, cosa que me encanta. Creo que estamos viviendo un momento de libertad creativa, ya no hay patrones a seguir. Gente como Rosalía lo está demostrando. Y lo mejor de todo esto es no saber qué va a pasar en la escena musical. Hacía tiempo que no salían artistas que rompían con todo, que les da igual todo. Eso es maravilloso, le vuelve a dar sentido a la reacción, y en ese caldo de cultivo nacen los grandes artistas. Por eso también creo que hace falta más renovación en las compañías de discos, las radios…

—También vivimos un momento de exceso de corrección política que está afectando a la música…

—Sí. Yo soy empático, soy consciente del mundo en el que vivo. Soy un chico de mi tiempo. Estoy alerta, leo las noticias y soy sensible al momento que vivimos con el machismo. Pero hay que ser consciente de que el lenguaje tiene límites. El pensamiento no delinque, pero una vez publicas algo tienes que ser responsable. La libertad creativa tiene que tener cultura.

—¿Y en otras disciplinas, como el humor? Lo da Dani Mateo ha tenido un revuelo enorme.

—Estamos en un contexto de enorme sensibilidad con las banderas, y hacer humor con ellas es delicado. Conozco a Dani, y creo que tiene mejores recursos que sonarse los mocos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *