Nosotros, el pueblo

Demostrada la fuerza de la voluntad popular expresada en elecciones libres —We the people—, cabe esperar también a partir de ahora que las instituciones de Estados Unidos funcionen hasta el final para garantizar el relevo pacífico en la presidencia. Con ello, el sistema norteamericano habrá sobrevivido al peor gobernante de su historia y al mayor desafío autoritario que se recuerda. Si eso ha ocurrido en la democracia más sólida del mundo, en el país más poderoso y de mayor robustez institucional de Occidente, es legítimo preguntarse si otras democracias no están en igual o mayor riesgo.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!