Noruega inicia el polémico traslado de los murales de Picasso

Después de casi siete años de protestas colectivas, demandas judiciales y reclamaciones internacionales de organismos como el MoMA de Nueva York y el Colegio de Arquitectos de Cataluña para evitar la demolición del llamado Bloque Y, parte del complejo del barrio gubernamental de Oslo, el Gobierno noruego no ha dado su brazo a torcer y ha iniciado esta semana las obras en el edificio de estilo brutalista, diseñado en 1969 por el arquitecto Erling Viksjø. El bloque, que alberga dos murales realizados por Pablo Picasso, se vio afectado por la deflagración del coche bomba que el terrorista Anders Breivik colocó en 2011 y que acabó con la vida de ocho personas, para después sumar ese mismo 22 de julio otras 69 víctimas en la isla de Utoya.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!