«No se me dan bien las mujeres»

Su último taquillazo en la gran pantalla resultó ser una suerte de premonición fatal. Ernesto Alterio (Buenos Aires, 1970) interpretaba en «Perfectos desconocidos», de Álex de la Iglesia, el papel de un marido devorado por el hartazgo y la rutina de un largo matrimonio, a punto de resquebrajarse. Su mujer en la ficción era entonces la misma que en la vida real, la colombiana de mirada rasgada Juana Acosta. Unos meses después de que se estrenara la película (diciembre de 2017), ponían punto final a su relación. Tres lustros de matrimonio y una hija en común de 12 años, Lola. «Tengo muy buena relación con Juana, pero no me gusta hablar de eso porque he tenido episodios de tener a fotógrafos cerca de mi casa y me he sentido violentado. No quiero alimentarlo porque me parece horrible y no me gusta ver ese tipo de titulares. Yo no presto mucha atención, pero mi entorno sí y al fina eso vuelve», confiesa educadamente, aunque molesto con que las preguntas sobre su vida personal afloren en cada una de sus apariciones.

Con el pelo pintado por las canas recogido en un moño y un look informal, el actor se estrenó como embajador de Peugeot en un acto en el Circuito del Jarama de Madrid y, antes de ponerse al volante del modelo 508 en una prueba de conducción nocturna, lidió con los medios. Su divorcio se coló en todas las conversaciones.

Ernesto Alterio
Ernesto Alterio – ABC

A ninguno de los dos les ha llevado demasiado tiempo pasar página. Ella ha comenzado una relación con Óliver Sancho, un arquitecto de 32 años, socio fundador del estudio Gos Arch Lab. Y Ernesto Alterio se deja ver a menudo por el centro de Madrid con Ella Jazz, una actriz y artista madrileña. Aun así, él sigue diciendo que su fama de conquistador dista mucho de la realidad. «No se me dan bien las mujeres, a ellas se le doy bien yo. Ser actor me ha ayudado a ligar mucho y a la hora de seducir mis dotes de actor me han ayudado. También tengo ese lado tímido. Me gusta decirle cosas bonitas a las chicas».

El actor argentino confiesa que el convertirse en padre cambió su manera de ver la vida. «Te da cierta conciencia de tener que cuidar de alguien, haces cosas pero hay alguien que depende de ti y todo tiene consecuencias. Ahora pienso cosas que he hecho y digo ‘‘qué loco’’». ¿Cómo qué? «Siendo adolescente empecé a ir rápido con el coche porque me enfadé con un amigo por una movida de chicas y aceleré para quitarme el enfado. Y cada vez que me acuerdo de la que me jugué, se me ponen los pelos de punta. Espero que mi madre no lea esto».

A nivel profesional, Arterio saborea el éxito con «Narcos México». Interpreta a Salvador Osuna, director de la DFS, equivalente de la CIA, y eje de la corrupción del país. «Está gustando mucho. Es una serie con mucha repercusión, un personaje muy fuerte, haciendo de mexicano. Y estoy contento. Lo más complicado es hacer creíble un personaje de esa dimensión, tan siniestro. Salgo rarísimo, me han hecho un brownie para parecer más gordito, y me han hecho mil movidas con el maquillaje».

Desmitificar

La fascinación que producen las leyendas en torno a los capos de la droga, como Pablo Escobar, ha sido criticada en algunas ocasiones por encubrir la realidad, magnificar su persona y olvidar la de muertos y víctimas que dejó a su paso. «En la serie no creo que se glorifique la figura del narco, sino que se hace el retrato histórico donde se ve la extensión y la caída de un menda o varios y viéndolo me parece un horror. Por otro lado siempre han causado fascinación este tipo de personajes, como ‘‘El Padrino’’». Eso sí, confiesa que a su hija no le pondría la serie. «No, la verdad es que no. También te digo que con ella hemos visto cosas peores, como “Elite”, y ha tenido que taparse los ojos con bastantes cosas».

Ernesto se halla totalmente inmerso en el universo Netflix. Además de «Narcos México», ha participado en «Las chicas del cable». «Es una plataforma que ha revolucionado el mundo del audiovisual. Si haces una serie en Netflix, tiene más repercusión que si la haces para cualquier otro canal de televisión. Trabajar con ellos te proporciona una visibilidad a nivel mundial».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *