«No he encontrado la motivación para seguir. El día de la retirada ha llegado para mí»

Guardar

Y así, con los tres títulos mundiales decididos desde hace semanas, el Gran Premio de Valencia cobró máximo interés por la sorpresiva rueda de prensa que anunció Jorge Lorenzo. Y la sala, llena como solo se ha puesto cuando se recibe a los campeones del mundo, esperó la presencia del balear. No solo periodistas, también, mucho más importante, técnicos, ingenieros, mecánicos, jefes de equipo de todas las escuderías y colores. Todos, reunidos para un tributo merecido ante la despedida de Jorge Lorenzo del planeta MotoGP.

«Muchas gracias por aceptar esta invitación. Significa mucho para mí que hayáis podido venir. Hay días por encima de otros que son importantes para la vida de un pilot: cuando debutas en el Mundial, cuando ganas tu primera carrera, cuando ganas un Mundial y luego, cuando anuncias tu retirada. Ese día ha llegado para mí y estoy aquí para anunciar que esta será mi última carrera de MotoGP. Me retiro como piloto profesional», confirmó Jorge Lorenzo, que se llevó un gran aplauso de toda la sala, sus propios compañeros y rivales.

«Todo empezó hace veinte años ya. La gente que me conoce sabe lo perfeccionista que soy. Y mi continua pelea por ser mejor. Por eso después de nueve maravillosos años en Yamaha intenté un reto: irme a Ducati. Eso me dio mucha motivación. Quizá no tuve los mejores resultados, pero me forzó a seguir trabajando. Hasta que llegó la victoria en Mugello», explicó ya en inglés.

«Cuando fiché por Repsol Honda fue otro sueño cumplido. Pero no se ha visto reflejado en mis resultados y no he sido capaz físicamente de ser rápido y competitivo. Y la dificultad de la moto me ha hecho estar incómodo y no conseguir ser competitivo como me hubiera gustado», prosiguió el balear.

«Tengo que admitir que cuando estaba rodando por la grada me decía: Jorge, no sé si esto merece la pena. Creo que ahí ya me dije que no quería seguir pilotando. Pero continué después de hablar con mi equipo. Pero ya no pude volver a encontrar ni la motivación ni la paciencia para seguir subiendo esta gran montaña. Me gusta este deporte, y me gusta ganar, y siendo realistas esto no está siendo posible en este futuro cercano», continuó antes de que la emoción le hiciera parar. «Ha sido imposible reencontrar la motivación. Mi objetivo de ganar no es realista en un plazo corto».

«Me siento muy mal por Honda, sobre todo por Alberto, que fue quien me dio esta oportunidad. Recuerdo el día de Montmeló en el que hablé con ellos por primera vez. Es difícil para mí sentir que he decepcionado a Honda. Creo que esta es la mejor decisión: Honda y Jorge Lorenzo no pueden luchar por el podio. Los dos somos campeones y necesitabmos luchar por las victorias».

«Solo puedo decir que me siento alguien muy afortunado. He tenido una gran carrera profesional. Y de competir con pilotos con los que he competido. Tengo que agradecera mucha gente que me ha acompañado y me ha ayudado a crecer en este deporte y a conseguir todo lo que he conseguido. Sobre todo a Carmelo Ezpeleta por hacer de este deporte un gran deporte. Y a mis equipos: Aprilia, Yamaha, Ducati, Honda». «Por supuesto, a mi madre por traerme a este mundo; a mi padre por transmitirme la pasión por las motos y el sacrificio; a Juanito, siempre; y a todos mis aficionados que me han apoyado siempre. Gracias a todos por la ayuda. Ha sido un placer trabajar con vosotros. Os deseo lo mejor a todos. Muchas gracias».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!