«no creo que el diseño sea arte, el diseño debe de ser funcional»

Hablar de Andreu Carulla es hablar de buen diseño, de diseño funcional aplicado en su máxima expresión aprovechando al máximo lo que ofrecen los buenos materiales y que además sean sostenibles con el medio ambiente. Desde la sutileza en la artesanía, este inventor en potencia crea a través de su Estudio (fundado en 2006) objetos bellos y versátiles que se traducen en muebles, vajillas, iluminación, moda, interiores y mucho más.

Entre sus clientes destacan los hermanos Roca (El Celler de Can Roca) que han puesto el foco en su trabajo beneficiándose así de esa búsqueda constante de un diseñador premiado por la excelencia y funcionalidad en sus diseños.

«Torrembolesca» Torre con forma de tótem para presentar bombones de chocolate. 2014Andreu Carulla

¿Cuándo y cómo surge su interés por el diseño? ¿Por qué creó un Estudio propio?

De pequeño quería ser inventor; desmontaba y volvía a montar cualquier objeto que caía en mis manos, siempre he sentido curiosidad por entender cómo están hechos los objetos que nos rodean. Creé mi estudio en primer lugar, por pura supervivencia, y en segundo lugar para poder controlar todas las fases de los proyectos, de principio a fin.

Desde sus inicios ¿cómo ha evolucionado la profesión? ¿Y usted?

Podríamos decir que se ha tecnificado muchísimo y se han sofisticado mucho las herramientas que usamos para diseñar, prototipar e incluso fabricar. Por mi parte, cada vez disfruto más de mi profesión y estoy más seguro de las propuestas que presentamos a nuestros clientes.

«No creo que el diseño sea arte, el diseño debe de ser funcional»

¿Cuáles han sido y son sus fuentes de inspiración?

Todo el entorno, lo más cotidiano…no hay una sola cosa.

¿Cuál es su premisa fundamental de diseño?

Respetar la esencia de los materiales, sacando el máximo provecho de sus propiedades con la sostenibilidad siempre presente.

¿Puede un diseño hacer a alguien más feliz? ¿Se pueden materializar las emociones a través del diseño?

Un buen diseño hace más felices a las personas porque hace más útiles los objetos.

¿Qué es lo que más le apasiona de este oficio?

El tener un reto distinto con cada proyecto y el gran abanico de campos que me permite conocer y explorar.

«Plat de Pa» para El Celler de Can Roca. Platos hechos de aluminio, hechos de verdaderas rebanadas de pan.
«Plat de Pa» para El Celler de Can Roca. Platos hechos de aluminio, hechos de verdaderas rebanadas de pan. – Andreu Carulla

El diseño debe servir para…

Hacer productos más sostenibles, más eficaces, más eficientes y más deseables.

¿Cómo definiría la figura y qué requisitos considera necesarios para ser un buen diseñador?

Ser extremadamente observador, curioso y meticuloso, además de ser conocedor de materiales y procesos productivos para no presentar propuestas imposibles a los clientes, que sólo sean una estética.

Háblenos de su Estudio. ¿Tiene personas a su cargo, qué porcentaje de tiempo o producción dedican a realizar proyectos propios, a la investigación de materiales, formas, etc?

Somos cinco personas, cada una especialista en su área. Es muy importante para nosotros el mantener una parcela de tiempo destinada a la creación e investigación espontánea, a la que solemos dedicar un día a la semana, lo que nos refresca y amplía nuestros conocimientos tanto de técnicas como de materiales.

Una vez que ha realizado la primera toma de contacto ¿cuál es el proceso que realiza para abordar el proyecto? ¿Cómo lo crea y desarrolla, desde la primera idea hasta la materialización de esta?

Desde el primer momento, trabajamos codo con codo con el cliente; nos convertimos en una extensión de su empresa. Esto nos permite una fluidez de trabajo y establecer una relación de confianza lo que se refleja en el resultado final.

¿Alguna vez ha sentido que alguno de sus diseños no ha alcanzado la excelencia pretendida por la intervención del cliente? ¿Tiene total libertad para desarrollar los proyectos?

No es muy habitual, pero cuando ocurre suele ser más por una cuestión de costes de fabricación. En tal caso, respondemos con una contrapropuesta que resuelva este problema y a veces esto puede implicar replantear el concepto inicial.

Colección «Bernardes». 2014
Colección «Bernardes». 2014 – Andreu Carulla

Algún proyecto que haya marcado un antes y un después en su carrera.

La colección Bernardes.

¿Qué debe tener un diseño para que pase por encima de modas y tendencias, superando así la prueba del tiempo?

Simplemente debería minimizar estridencias y no debería seguir las tendencias.

¿En dónde podemos encontrar la belleza de un diseño? ¿El diseño es arte?

En sus proporciones, acabados y sobre todo en los detalles constructivos. No creo que el diseño sea arte, el diseño debe de ser funcional, algo que el arte no debe ser.

En la actualidad las nuevas tecnologías están jugando un papel importante en el ámbito del diseñador. ¿Buscar refugio en la artesanía del pasado, puede desarrollar actitudes de diseño que determinen el futuro?

«El diseño sirve para hacer productos más sostenibles, más eficaces, más eficientes y más deseables»

Antes que nada, no creo que la artesanía sea cosa del pasado. Lo mejor es saber mezclar lo bueno y mejor de cada época; la artesanía y la tecnología pueden ser complementarias y son dos elementos indispensables para cualquier diseñador.

¿El diseñador debe tener un estilo y aplicarlo en todos sus diseños o reinventarse con cada nuevo proyecto?

Más que un estilo, cada diseñador tiene una personalidad, y es muy difícil ocultarla. Involuntariamente cada nuevo proyecto ayuda a definirte. Debe de ser así y no al revés, que el diseñador quiera imponer su impronta al proyecto.

¿Se debe buscar en el diseño un equilibrio entre estética y funcionalidad?

No, siempre va a depender del objetivo o la finalidad para la que se cree el producto. El sector del diseño es enorme y hay muchas variantes, desde el diseño más próximo al arte hasta el más técnico y evidentemente no se aplican los mismos criterios.

Sofá de jardín Alat
Sofá de jardín AlatAndreu Carulla

¿Qué fronteras nunca debe traspasar un diseño? ¿Qué no soporta ver en el diseño?

No debería existir el diseño gratuito, superfluo, el diseñar por diseñar. No soporto ver derroche de recursos; copias que intentan no parecer copias; la uniformidad de oferta en las ferias.

¿Debe haber una ética entre diseñadores para crear productos más eficientes y sostenibles que promuevan el buen diseño y la óptima utilización de los materiales?

Creo que el mensaje de que el diseño debe ser sostenible ya ha calado. El colectivo de diseñadores está sensibilizado y nuestra labor ahora es la de asegurar que nuestros productos tengan el mínimo impacto ambiental posible.

¿En el ámbito comercial cree que el diseño se percibe como algo superfluo y elitista?

El diseño está presente en todos los ámbitos, todo objeto requiere ser diseñado. Lo que sí existe es un desconocimiento y un mal entendimiento sobre lo que realmente es y puede aportar. No tiene nada que ver con aquello que comúnmente se identifica con «de diseño».

Para terminar, díganos tres libros que todo diseñador debe leer.

Tengo montones de libros, aunque la verdad no creo que ninguno sea indispensable para ser un buen diseñador. Personalmente, me gustó mucho «Elogio de la sombra», de Junichiro Tanizaki.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *