Mujeres

Es torrencial y conmovedora la profesión de fe en las labores y consecuencias del feminismo que hacen el 8-M los presentadores de programas televisivos, todo tipo de invitados, tertulianos y políticos. Ferreras, siempre en la vanguardia de las causas nobles, añade al “más periodismo”, lema que caracteriza su cadena, el de “más feminismo”. Y en El Intermedio, plantean esa noche una sección con el elegante, sofisticado y filosófico título de Estoy hasta el coño, en la que un grupo de mujeres cuentan sus razones para sentirse hasta parte tan íntima de las desigualdades y los atropellos que siguen sufriendo.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!