Mucho ruido y escasas nueces

Fácil, con recursos de veterano, Ponce lidió al primero con la facilidad que dan los años. El toro, sin clase pero obediente, no opuso resistencia alguna. La faena fue vistosa, variada, sin obligar a un toro que, a su aire y encogido, colaboró en todo momento. Toros así, para Ponce, son pan comido…aunque demasiado blando. El cuarto duró lo que Ponce quiso, y quiso que la faena fuera de metraje largo. A placer, a pleno rendimiento, hasta descarado, Ponce se lo montó a su gusto. De trabajo tan largo, la disposición fue notable mientras que los muletazos salían a borbotones. El toro, noble y obediente sin condiciones, fue exprimido por un Ponce insaciable. Un dato: hasta cuatro vueltas le dio la banda a “Concha flamenca” durante la faena. Ahí queda eso.

GARCÍA JIMÉNEZ, PEÑA FRANCIA / PONCE, EL FANDI, UREÑA

Toros de García Jiménez y Peña Francia (el sexto), bien presentados, nobles y obedientes.
Enrique Ponce: casi entera y descabello (oreja); pinchazo –aviso- otro más y casi entera (saludos). El Fandi: pinchazo y estocada (oreja muy protestada); pinchazo, bajonazo y descabello (ovación). Paco Ureña: cuatro pinchazos y descabello (saludos); pinchazo –aviso- tres más, cuatro descabellos –2º aviso- y otro más (silencio). Plaza de Castellón, 26 junio. Tercera de Feria. Casi media sobre un aforo de 4000.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!