Mucho que andar y esquiar a la sombra del Mont Blanc

Los departamentos franceses de Saboya y Alta Saboya, en la región de Ródano-Alpes (en el Este del país), figuran en las listas de los destinos preferidos por los amantes del senderismo y del esquí. Aquí están las más famosas pistas de los Alpes franceses, como Courchevel, Val Thorens, Tarentaise o Portes du Soleil; sin olvidar el encantador valle de Chamonix. Pero por encima de cualquier otro atractivo se proyecta la poderosa silueta del macizo del Mont Blanc, el techo de Europa occidental con sus 4.810 metros de altitud. Con tres inmensos lagos naturales —Bourget, Leman y Annecy— esta región alpina fronteriza con Suiza e Italia atesora un magnífico patrimonio que se deja ver en pueblos medievales, en los cascos históricos de sus ciudades y en las numerosas iglesias barrocas diseminadas por la zona. El antiguo territorio feudal del extinto Ducado de Saboya (1416-1847), que en su día fue la casa real más longeva del Viejo Continente, ofrece un territorio óptimo para disfrutar —tanto en invierno como en verano, aprovechando el deshielo— con multitud de actividades al aire libre. Aquí destacamos 22 experiencias para sacarle todo el jugo. Pero hay muchas más.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!