Mourinho escenifica en Londres su crisis matrimonial

A lo largo de todos estos años, el polémico entrenador siempre cultivó la imagen de hombre familiar, pero con el paso del tiempo parece probarse que en absoluto era así. Hasta el punto de que a Mourinho y su todavía esposa no se les ve juntos en público desde el pasado mes de febrero. Para colmo, Mou nunca ha desmentido los escarceos amorosos con Prue Carter Robinson, una británica con una gran fortuna a la que conoció cuando aún estaba en el banquillo del Bernabéu, en 2010. Desde entonces, han sido vistos en numerosas ocasiones en restaurantes de lujo londinenses y los paparazzi ingleses le han «cazado» varias veces acompañado de esta mujer, 15 años más joven que él. En vano intentó mantener el idilio en secreto, lo que significa que Don José (como le llaman en su localidad natal, Setúbal, a 50 kilómetros de Lisboa) llevaba una doble vida. Sarcasmo Cuando hace solo unos días Sky Sports le llamó para comentar el duelo Liverpool-Manchester City, Mourinho destiló mayor mordacidad de la habitual durante una intervención en la que no faltaron certeros dardos envenenados contra Pep Guardiola. Según los medios británicos, sus allegados aseguran que la complicada situación familiar por la que atraviesa ha acentuado su inmisericorde sarcasmo. Mourinho echa de menos estar en activo y no oculta que no lleva nada bien su periodo en el paro. Por eso se dejó querer cuando los rumores le situaban de nuevo en el Real Madrid en caso de que Florentino Pérez fulminara a Zinedine Zidane. Dentro de pocas semanas, se planteará la incógnita de cómo pasará José Mourinho la próxima Navidad, la tercera sin su padre. El año pasado se unió a su familia en Ferragudo, la localidad del Algarve donde posee una casa, pero ahora no parecen darse las circunstancias para una reunión de ese tipo. En Setúbal estarían encantados de que apareciera por allí, que por algo la preciosa población cercana a la Sierra de Arrábida le suele agasajar como vecino ilustre y hasta le ha dedicado una calle. El idilio es mutuo porque él declaró en su día: «Setúbal es la única ciudad donde sigo sintiéndome yo, donde me siento Zé Mário», en referencia al diminutivo típicamente portugués para alguien que, en realidad, se llama José Mário dos Santos Mourinho Félix. «Solo soy otro setubalense más», señaló en la ceremonia con la que se dio por inaugurada la vía pública, convertida en símbolo de la ilusión que le despierta todo lo relativo a su pueblo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!