Moncloa intenta presionar al secesionismo y estudia el calendario para un adelanto electoral si no hay PGE

El adelanto electoral es una posibilidad real en los cálculos de Moncloa. No es la opción preferida por el presidente del Gobierno, pero ya no se descarta. El fracaso de los Presupuestos tras su fallida negociación con los independentistas sería el detonante para una convocatoria que Moncloa calcula con esmero ante la creciente movilización de la oposición.

Durante la mañana, y antes de que la Agencia Efe publicase que el presidente barajaba la convocatoria electoral el 14 de abril, desde Moncloa algunas personas ya estaban apuntando en privado a esas fechas para el caso de que fracase la tramitación de los Presupuestos. Desde el Gobierno, por el contrario, se apresuraron en calificar como prematura esa posibilidad. Pero no se oculta ya que el debate al respecto está abierto en el Ejecutivo.

Altos mandos gubernamentales, en cambio, insisten en que «no hay nada» y que «lo primero que hay que decidir es si vamos a elecciones en caso de que no haya Presupuestos», aseguran. Y si la respuesta sea afirmativa «habría que ver fechas», pero aseguran que «del 14 de abril nunca se ha hablado y sería precipitado». Varios miembros del Gobierno consultados por este diario aseguran que «nunca» se haya hablado de esa posibilidad, y algunos lo atribuyen a un mecanismo de presión para intentar buscar un giro de última hora en la posición de los independentistas de cara a las enmiendas de totalidad que han presentado.

No obstante, desde el propio Gobierno se juzga como muy improbable esta hipótesis, más aún después de que ayer el presidente de la Generalitat, Quim Torra, asegurase que la única posibilidad es que el Ejecutivo concrete «la figura del relator internacional» y plantear que el objeto de la mesa de partidos es alcanzar un consenso respecto al «derecho a la autodeterminación».

La respuesta vino en boca de la número dos del PSOE, Adriana Lastra: «No nos vamos a mover ni un milímetro de la Constitución», La apelación a la Carta Magna ha vuelto al argumentario del PSOE después de que en la declaración de Pedralbes con la Generalitat de Cataluña no se mencionase de manera específica.

Loading...

La información de Efe citaba fuentes gubernamentales. Y aunque desde el Gobierno se quiso salir al paso de esa posibilidad, lo cierto es que tampoco se rechazó de manera tajante la información, aunque varias personas consultadas mostraron su incredulidad sobre la misma. Un alto cargo de Ferraz manifestó que esa fecha sería «peor» que ir al superdomingo electoral el 26 de mayo.

Un calendario apretado

Esa posibilidad de mayo siempre ha aterrado a los barones del PSOE, que quieren ir en solitario a las urnas. Pero en el partido no se descarta porque creen que es «la mejor forma» de fomentar la movilización. En Moncloa no cerraban ayer esa puerta pero se insistía en que «la decisión sólo la va a tomar el presidente». Se da la paradoja de que esa fecha, denostada hasta ahora, ayer era vista como un «mal menor» desde una federación de una comunidad en la que el PSOE gobierna. Estas fuentes señalaban que ir a comicios municipales y autonómicos en medio de una negociación para formar Gobierno «sería demasiado arriesgado».

Ese 14 de abril sería la primera fecha posible después de que el miércoles el Gobierno no logre sacar adelante los Presupuestos. Y aunque el discurso oficial sigue siendo el de pelear por sacar adelante las cuentas públicas la certeza en Moncloa es que no será así. El propio Sánchez los dio ayer por perdido con un mensaje que sonaba ya a relato de campaña electoral al tratar de equiparar a los independentistas con PP y Ciudadanos: «La política hace extraños compañeros de cama. El independentismo votará en contra de unos Presupuestos sociales buenos para Cataluña, y las derechas en contra de unos presupuestos sociales buenos para España. ¿No será que viven mejor en la confrontación que en las soluciones?», dijo Sánchez.

Esa posible convocatoria obligaría al Gobierno a disolver las Cortes y convocar las elecciones la semana que viene, el próximo 19 de febrero, para cumplir los 54 días que establece la ley. Una fecha que coincide con el día en que sale a la venta su libro «Manual de Resistencia».

Con este escenario de más que probable fracaso de los Presupuestos la posibilidad del adelanto electoral toma forma. Sánchez presentó el proyecto de cuentas públicas con la vocación de «agotar la legislatura», en el ecuador de 2020. Pero él mismo, la vicepresidenta y la ministra de Hacienda han afirmado que sin cuentas públicas aprobadas la legislatura «se acorta». Montero llegó a dar por hecho que habría llamada a las urnas en 2019.

Este planteamiento es compatible con la preferencia de Sánchez, que siempre quiso llegar como mínimo hasta octubre de 2019 y a partir de ahí gestionar sus tiempos. Pero sin Presupuestos y con los decretos del salario mínimo y las pensiones ya en marcha tanto tiempo parece excesivo. Así lo reconocen a ABC miembros del Ejecutivo consultados.

Adriana Lastra, nuevamente la encargada de dar ayer la cara, defendió que «ningún miembro de la dirección del PSOE está hablando del 14 de abril».

Fuentes socialistas insistieron ayer en focalizarse en los Presupuestos. Inicialmente no estaba previsto, pero el presidente del Gobierno acudirá hoy al Congreso para asistir a la defensa de las cuentas públicas que realizará, a partir de las 12 de la mañana, la ministra de Hacienda. La votación de las enmiendas a la totalidad que podrían provocar el adelanto electoral será el miércoles. Aseguran desde el PSOE que será solo en ese momento, consumado el fracaso, cuando el presidente se lo plantee.

Y en ese planteamiento no solo se especulaba ayer en Moncloa con el 14 de abril, sino también con el 28 del mismo mes. Ambas fechas son complejas por coincidir con la Semana Santa. El día 14 es Domingo de Ramos; el 21, Domingo de Resurreción, sería un ataque frontal a la participación porque millones de españoles estarán disfrutando de sus vacaciones.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *