Mis cinco accesorios imprescindibles (y baratos) para organizar el frigorífico desde el primer día | Escaparate

Ordenar la nevera es uno de los campos de batalla con el que más nos peleamos en casa. Al fin y al cabo, el frigorífico es uno de los electrodomésticos más importantes (también uno de los que más consume al encontrarse siempre enchufado) de los que disponemos. Por eso, es muy conveniente hacernos de vez en cuando la siguiente pregunta: ¿Cómo organizar la nevera de la mejor forma posible sin hacer una gran inversión? Bien, en mi caso, esta cuestión volvió a rondarme la cabeza al adquirir un nuevo frigorífico. Decidí ponerme manos a la obra y ver qué accesorios básicos necesitaría con los que ganar espacio, organizar cada estante y reestructurar la forma tradicional de los alimentos. Y creo que lo he conseguido.

De entre todos los productos que busqué, hubo cinco que me llamaron la atención y puedo afirmar que son un buen comienzo para poner orden en el frigorífico haciendo una inversión mínima (si lo miramos con perspectiva): poco más de 80 euros. Elegí estos cinco productos disponibles en Amazon porque pienso que cubren una panoplia de necesidades muy recurrentes en el interior de un frigorífico: como es el caso de hueveras, recipientes para mantener las latas en un mismo sitio, accesorios donde guardar el fiambre o envases que mantienen las frutas y verduras en la mejor de las condiciones. A continuación, os explico mi experiencia con estos prácticos utensilios:

Set de dos hueveras universales transparentes

Puede parecer un asunto baladí, pero uno no sabe cuánto espacio útil quitan los huevos en sus recipientes de cartón hasta que adquieres un producto como el de la imagen. Este par de hueveras apilables son todo un acierto. Fabricadas en plástico resistente y libres de BPA, en cada una caben una docena de huevos. Vienen genial para guardar los de tamaño pequeño o mediano, aunque también sirven para los más grandes si los colocamos y extraemos con sumo cuidado. Su tapa cierra herméticamente, salvo en el caso de los XL, en el que se queda algo abierta; un mal menor al comprobar la amplitud que ganamos en la nevera para otros alimentos.

Contenedor alargado de dos niveles para 9 latas

Más de 600 valoraciones y una nota prémium (4,8 sobre 5 estrellas) no son una casualidad. En cuanto lo incorporas al frigorífico, te preguntas cómo no se te había ocurrido pensar en él antes. Este contenedor es un organizador muy básico a la par que eficaz. Su buena acogida radica en su forma estrecha y en la pequeña elevación por donde se accede a las latas, que tumbaremos de lado. Unas latas que suelen ocupar demasiado espacio, creando más desorden que otra cosa, y que en muchos casos debemos recolocar tantas veces como hagamos la compra semanal. Este producto es una buena alternativa para los que no contéis con botellero.

Set de cuatro recipientes apilables para embutidos

Cada vez los veo más en lugares, incluso, a la hora de hacer la compra en el súper. Nos referimos a los recipientes estancos para almacenar embutidos. Son resistentes y aptos para el frigorífico, el congelador e, incluso, el microondas. Y, lo mejor de todo, nos evitan usar papel film para recubrir alimentos que, de por sí, emiten una gran cantidad de olores. Cada uno de estos cuatro porta alimentos tienen unas medidas compactas y están construidos en plástico sin BPA. En este caso, la marca TATAY ha decidido pintarlos de un color distinto y es todo un acierto, desde mi punto de vista. Así sabes en qué lugar se encuentra cada alimento de un simple vistazo.

Contenedor con filtro de carbón activo para frutas y verduras

Este recipiente donde guardar frutas y verduras de forma óptima es un auténtico descubrimiento. Resulta muy útil cuando no contamos con un cajón específico o este se ha quedado pequeño. Destaco tres características de este contenedor: la cesta de rejilla con orificios de ventilación, su pestaña deslizante en la tapa para graduar el nivel de humedad y su filtro de carbón activo. Dicho filtro evita la acumulación de etileno, un gas que producen los vegetales y hace que pierdan propiedades. Yo me hice con el contenedor más pequeño, y tan solo una semana después, con el de mayor tamaño. ¡Estoy encantado con ambos!

Set de cinco alfombrillas antideslizantes

¿Quién no ha sufrido un derrame de líquido dentro del frigorífico en alguna ocasión? Algo inevitable si usamos frascos en los que almacenar sopas, caldos o salsas. Para evitar este tipo de accidentes siempre viene bien hacerse con unas buenas alfombrillas. Las de la imagen son muy ligeras, se pueden cortar para adaptarlas a cualquier espacio y nos evitarán uno de los mayores disgustos cuando compramos un frigorífico nuevo: los inevitables arañazos en sus estantes y baldas. Su base antideslizante está compuesta por pequeños salientes circulares por toda su superficie.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!