Milk Makeup: Mi experiencia con el ‘stick’ hidratante de Milk para disimular las ojeras | Escaparate

El uso diario de mascarillas ha afectado notablemente a los hábitos y rutinas de belleza. Ahora que mucha gente no tiene que ir a trabajar y que el rostro queda parcialmente cubierto, no se recurre tanto al maquillaje o a los pintalabios, sino que se opta por simplificar y recurrir a soluciones que favorezcan un acabado natural. Entre esos pocos productos elegidos están los que permiten hidratar, realzar o iluminar los ojos, la única parte del rostro para expresarse tras una mascarilla.

Es el caso, por ejemplo, de esta barra que propone la firma Milk Makeup para deslizar por debajo de los ojos y conseguir refrescar y desinflamar la zona. Aunque esta marca estadounidense llegó a España en 2019 a través de Sephora me animé a probarla hace unas semanas después de verla reseñada en Instagram. En el último año apenas he usado maquillaje en mi día a día, pero sí he utilizado varios productos específicos para las bolsas y ojeras. El stick hidratante, por su diseño y propiedades, parecía una buena solución para aplicar justo antes del corrector y así ha sido.

Un complemento ideal para el corrector

El stick Cooling Water se comercializa en dos tamaños, uno pequeño de 6 gramos y otro mayor de 34 gramos. Yo escogí el pequeño porque me parecía que sería más conveniente para esa zona específica. Precisamente, tras probarlo, una de las cosas que primero llama la atención es lo cómodo que resulta para extenderlo bajo los ojos. Algo a lo que ayuda mucho el formato barra.

La sensación al aplicarlo es de alivio y frescor. Entre sus ingredientes cuenta con agua de mar para calmar la piel y cafeína para estimular la microcirculación en la zona. Pasados unos minutos, lo que se aprecia es que la congestión e hinchazón bajo los ojos disminuye. En mi caso, he utilizado siempre el Cooling Water Stick antes del corrector de ojeras –como una especie de prebase– para ayudar a disimular ligeramente las arrugas y los poros. Es decir, no he buscado en él un producto de tratamiento (para eso sigo utilizando cremas específicas para el contorno de ojos), pero sí como un complemento para matizar e iluminar la piel de esta zona antes del maquillaje o para ir retocándola a lo largo del día.

Otro truco que va muy bien –tal y como indica esta usuaria que lo ha reseñado online– es introducirlo en la nevera para aumentar la sensación de alivio: “Refresca muy bien. Me gusta para descongestionar la zona de la ojera y para cerrar los poros después de hacer ejercicio. Yo lo pongo en la nevera y me encanta”. Para esos momentos en que se necesita un extra de hidratación y descongestión la firma cuenta también con unos parches para el contorno de ojos de la misma línea Cooling Water.

Fórmula vegana y un diseño para llevar siempre encima

La practicidad es otro de sus puentes fuertes. En general, los productos de Milk Makeup cuentan con un packaging muy característico fácil de manejar y de llevar a cualquier lugar. Como indica esta usuaria de la tienda online de Sephora “es refrescante y práctico de utilizar. Es compacto y ¡cunde mucho!”.

El stick hidratante, por ejemplo, se puede guardar en cualquier bolso y apenas ocupa espacio. Lleva una carcasa rígida que evita que el producto se estropee y, una vez abierto, se gira como un pintalabios para poder aplicarlo fácilmente.

Otro factor a tener en cuenta es que los productos de Milk Makeup están formulados sin parabenos, sulfatos o ftalatos y son aptos para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles. Además, todas las fórmulas son veganas, no llevan perfumes ni aceites, y están fabricadas sin recurrir a la experimentación animal.

Otros productos Milk Makeup en formato stick

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!