«Mientras algunas caminaban sobre mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida»

Los populares vascos celebran hoy en Vitoria un congreso enturbiado por las duras palabras que profirió ayer Cayetana Álvarez de Toledo, que acusó al partido de Alfonso Alonso de actuar con «tibieza» frente al nacionalismo y puso en duda las virtudes de su búsqueda de una «personalidad propia». Unas declaraciones que no ha esquivado el portavoz del PP en el Parlamento vasco, Borja Sémper, que ha reclamado a su homónima en el Congreso que «rectifique».

«Es profundamente doloroso que se cuestione nuestra trayectoria, nuestro compromiso con la defensa de la Constitución y de nuestras instituciones y de la convivencia en el País Vasco», ha subrayado Sémper a la entrada del Palacio de Congresos Europa de Vitoria, donde tiene lugar el cónclave popular.

El portavoz del PP vasco en la Cámara autonómica ha incidido en que a sus compañeros les ha costado «sangre, sudor y lágrimas, literalmente», defender la constitucionalidad, la pluralidad y la idea de España en un territorio castigado por el terrorismo de ETA. «Mientras algunas caminaban sobre mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida», ha denunciado.

En este sentido, ha destacado que Cayetana Álvarez de Toledo «es dueña de sus palabras», pero «tiene derecho a equivocarse» y, por tanto, a «rectificar». «Lo que ha dicho va contra la Constitución, el Estatuto y la tradición del PP, que es netamente foralista», ha afirmado Sémper.

El dirigente vasco ha enfatizado el «compromiso» de su partido «con el autogobierno», que ha definido como «nexo de unión más fuerte que tiene Euskadi con el conjunto de España». «Esto es lo que ha defendido el PP siempre, desde a Aznar hasta Ordóñez», ha sentenciado.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!