Memoria sonora de la isla narcótica

Que las Baleares tengan tan poca visibilidad en la historiografía musical española solo lo puede explicar una gran miopía. El gran relato sociológico y pop —donde una parte de la cultura andaluza está determinada por las bases militares estadounidenses, la sed de modernidad madrileña se explica desde el tardofranquismo y nuestra ubicación definitiva en el mundo no se produce sin los Juegos Olímpicos catalanes— suele pasar de largo ante el importante legado global que deja el archipiélago. Indicios hay para quien quiera buscarlos: por aquí se inspiraron los Can de Tago Mago y el Mike Oldfield de Voyager; se escondió Bob Dylan y apareció Kevin Ayers, grabaron de King Crimson a New Order, murió Nico y David Bowie enunció en Life on Mars? el verso “from Ibiza to the Norfolk Broads” para referirse a la isla como lugar de lucha antisistema.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!