Memoria secreta del Madrid canalla

Me van a disculpar, pero necesito hacer un viaje en el tiempo. En 1977, una pequeña editorial madrileña me encargó una introducción al punk rock para una colección divulgativa titulada De qué va. Ningún problema: venía de Londres, conocía las raíces del movimiento y había cosas frescas que contar (de hecho, todavía no se había publicado un solo tomo sobre el punk en el Reino Unido). Pero cometí una tremenda pifia. Empeñado en naturalizar el concepto, el libro se tituló De qué va el rock macarra (La Piqueta). No solo sonaba feo: resulta que lo de punk se popularizó inmediatamente (aunque tuvo diversas pronunciaciones) y no necesitó traducción.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!