M√°xima seguridad y p√°nico de los jurados ante el macrojuicio del Chapo en Nueva York

No fue f√°cil capturar al Chapo Guzm√°n y no lo est√° siendo su cita con la justicia estadounidense. Los juzgados federales de Brooklyn son el escenario de un macrojuicio que ha colapsado el centro administrativo del distrito neoyorquino y lo seguir√° haciendo las pr√≥xima semanas. Las exigencias de seguridad de un acusado que se escap√≥ dos veces de c√°rceles mexicanas -una de ellas de alta seguridad- y control√≥ un ej√©rcito de narcos en las monta√Īas mexicanas de Sierra Madre son alt√≠simas.

Los juzgados est√°n tomados por un ej√©rcito de agentes de seguridad y cada d√≠a se corta el puente de Brooklyn, una arteria principal con el Sur de Manhattan (adem√°s de gran atracci√≥n tur√≠stica de la ciudad), para trasladar al Chapo de su calabozo en una prisi√≥n de alta seguridad, donde cada d√≠a pasa 23 horas en confinamiento, al banquillo delante del juez, Brian Cogan. En el juicio, que empieza el martes, no habr√° p√ļblico: solo la fiscal√≠a, la defensa, el acusado y cinco miembros de la prensa.

Fachada de los juzgados donde se celebra el juicio al Chapo Guzm√°n
Fachada de los juzgados donde se celebra el juicio al Chapo Guzm√°n – Afp

Casi más difícil que organizar la seguridad del juicio ha sido encontrar a los jurados que decidirán sobre la suerte del Chapo. Cogan ha entrevistado a docenas de candidatos la semana pasada. Los razones para no ser jurado han ido de lo sustancial a lo cómico: había candidatos que aseguraban tener miedo a que el cartel de Sinaloa tomara represalias con ellos o sus familias; otros fueron desechados por se demasiado reconocibles -había, por ejemplo, un imitador de Michael Jackson- o por ser demasiado imparciales, como quien dijo que quería un autógrafo del narco.

El Chapo promete no matar a ning√ļn jurado

Hubo un jurado que el pasado mi√©rcoles rompi√≥ a llorar cuando se enter√© que hab√≠a seleccionado. En otro de los episodios estrafalarios del juicio, el Chapo prometi√≥ a trav√©s de uno de sus abogados que no matar√≠a a ning√ļn jurado.

El juez Cogan no debe estar tan convencido de las buenas intenciones del acusado, porque no ha rebajado un √°pice las condiciones de m√°xima seguridad a las que est√° sometido. Sus abogados, por ejemplo, hab√≠an solicitado que se permitiera al narco dar un abrazo a su mujer en la primera vista del juicio. El Chapo no tiene contacto con Emma Coronel Aispuro desde hace casi dos a√Īos, cuando fue extraditado a EE.UU. Su equipo legal ped√≠a que tuvieran un breve contacto f√≠sico, con la barandilla de la sala del juicio por medio, pero Cogan se ha negado, porque ser√≠a un trato de favor respecto a otros acusados en condiciones de m√°xima seguridad.

El Chapo se enfrenta a partir del martes a 17 cargos, que le podrían suponer la pena de cadena perpetua. Su mayor enemigo podría no estar en la fiscalía, sino entre los testigos. Esta semana se ha sabido que uno de sus lugartenientes, Vicente Zambada, detenido en Chicago, ha decidido declararse culpable y colaborar con la justicia a cambio de protección para él y su familia.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *