Matías Milla y el destino: en el mismo circuito donde asustó a todos en 2018 ahora logró su primer éxito en el STC2000

Matías Milla celebra su primer éxito en el Súper TC 2000 Crédito: SuperTC2000

Son días de felicidad los que desanda Matías Milla. La sonrisa está instalada en el rostro del piloto, de 34 años, que en el exigente y peligroso circuito El Zonda-Eduardo Copello, de San Juan, firmó, después de 74 carreras, la primera victoria en el Súper TC2000. El triunfo también resultó un desquite para quien en julio del año pasado, en el mismo escenario, protagonizó un espectacular accidente en las pruebas de entrenamientos y provocó un tremendo susto: el Renault Fluence quedó desconocido tras el golpe contra la montaña. La alegría por el estreno ganador se suma a la satisfacción por el ogro de una semana atrás, cuando en el kartódromo internacional de Zárate se consagró campeón de la Clase DD2 Senior Max del RCM y obtuvo la clasificación para el Mundial en Italia, que se desarrollará en noviembre.

Para Milla, la velocidad es sinónimo de adrenalina, aunque es conocedor del riesgo que implica un golpe a velocidad. No sólo por el susto de un año atrás: con apenas 15 años, en el debut en la Fórmula Renault, en Río Cuarto, estuvo involucrado en un accidente en el que murió Matías Rico, cuando los autos viajaban a 170km/h. “No sé si seguiré corriendo o no, estoy confundido y quiero que pase un poco de tiempo para definir mi futuro”, le dijo en aquel momento el nacido en Campana a La Nacion; los padres, que nunca fueron entusiastas de que corriera en el automovilismo deportivo, aceptaron la decisión y lo ayudaron.

El accidente en 2018: su desesperación por salir del auto

Loading...

Milla se repuso, no se desanimó, entendió que los límites existen y los infortunios también. En 2003, fue subcampeón de la FR y saltó a Europa para probarse en la Eurocopa de FR, también en la F.3 Española y la Alemana. La experiencia duró tres años y al regreso se refugió en su gran amor: el karting. En 2013 llegó el llamado para sumarse al TC2000, con el equipo ProRacing, con el que fue campeón con Fiat Linea.La tercera espada del Renault Sport hizo una carrera perfecta en El Zonda y enseñó que tiene argumentos que lo elevan mucho más allá de ser un simple ladero del bicampeón Facundo Ardusso o de Leonel Pernía, el referente del equipo en 2019 y que ayer perdió el liderazgo del campeonato a manos de Matías Rossi (Toyota Gazoo Racing), que fue segundo y venía de hilvanar tres éxitos consecutivos, entre Paraná, Salta y San Nicolás; Matías Muñoz Marchesi (Fiat Racing Team), completó el podio. Milla saltó del quinto puesto a la cima para sellar una victoria contundente, inobjetable.

Así quedó el auto de Milla en 2018 Crédito: SuperTC2000

El desarrollo de la 8va fecha del campeonato de Súper TC2000 estuvo agitada desde el inicio: el quedo por una falla en el lanzamiento del poleman Agustín Canapino (Equipo Chevrolet) provocó que en la Horquilla se rozaran Mariano Werner (Fiat Racing) con Milla, que a su vez golpeó a su compañero Pernía, que tras el despiste quedó último. Bernardo Llaver (Equipo Chevrolet) era el líder, pero recibió una sanción -un Pase y Siga-, que el piloto mendocino desobedeció y le aplicaron la bandera negra. La exclusión de Llaver le allanó el camino a Milla, que vapuleó al resto.

Milla, a fondo en el circuito El Zonda
Milla, a fondo en el circuito El Zonda Crédito: SuperTC2000

La victoria significará un aventón para Milla, que después del triunfo y en tono bromista señaló que “para llegar óptimo a la Copa del Mundo [de karting] debo bajar 6 kilos. Ese es un desafío mayor”. Si el manejo en El Zonda fue perfecto, la misma actitud mostró una semana atrás en Zárate, donde se impuso en las tres mangas y en la final para quedarse con todo lo que estaba en juego para sacar el pasaje al Mundial.

Milla festejó donde hace un año asustó a todos al protagonizar un tremendo accidente; Milla, como cuando era un adolescente, se repuso a los golpes y ahora arma planes para el futuro.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!