Más de 300.000 sevillanos fuman a diario

La Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (Neumosur) ha hecho pública la preocupación del colectivo sanitario dedicado al cuidados de las enfermedades respiratorias por el aumento de la prevalencia del consumo de tabaco en España.

A pesar de la reducción del número de fumadores que se registró entre los años 2012 a 2014, la tendencia se ha invertido, de nuevo, y España ocupa, otra vez, el noveno puesto de la UE en número de fumadores diarios.

En Sevilla, según datos del Plan Anual de Tabaquismo de Andalucía, hay más de 300.000 sevillanos que fuman a diario y a un 52% les gustaría dejar el hábito.

También tiene en cuenta el estudio el número de fumadores pasivos que hay por casa, que llega a un 32,9%, y la prevalencia de hombres entre los adictos.

Por otra parte, la última encuesta sobre consumo de drogas, Edades, publicada por el ministerio de Sanidad y Bienestar Social de nuestro país, refleja una prevalencia de consumo de tabaco del 34% en la población de 15 a 64 años. La cifra anterior estaba en el 30,8%.

Loading...

Tras la bajada del consumo al implantar la ley de medidas frente al tabaquismo, se ha vuelto a niveles similares a antes de la Ley de 2005.

Este aumento de consumo actual de tabaco, se verá reflejado en el futuro cercano en un aumento de la prevalencia de enfermedades respiratorias directamente relacionadas con el tabaquismo, como son el cáncer de pulmón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), infecciones respiratorias y mal control del asma, entre otras.

Desde Neumosur se ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones la necesidad de potenciar las unidades de tabaquismo de los hospitales y centros de salud para facilitar el acceso a los fumadores que quieren dejar el consumo.

También considera de especial relevancia la ayuda para dejar de fumar a todos los pacientes que ya tienen enfermedades relacionadas con el tabaco.

«La financiación de medicación de primera línea (Vareniclina, tratamiento sustitutivo con nicotina y bupropión) para la deshabituación del tabaquismo en este colectivo especialmente vulnerable, debe plantearse por las autoridades sanitarias como una pieza clave para aumentar la salud de la población. Los dispositivos electrónicos de liberación de nicotina (Deln), a pesar de la campaña publicitaria que los soportan, no han demostrado su seguridad ni su eficacia para dejar de fumar en el momento actual y, por lo tanto, su uso no debe ser recomendado por los profesionales de la salud», señalan en Neumosur.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!