Martin Moeller (UBP): «No debemos preocuparnos por la economía europea»

La guerra comercial, el Brexit, el frenazo económico mundial… Todo hace indicar que Europa vivirá tiempos convulsos en el corto-medio plazo. Es más, la Eurozona apenas creció un 0,2% en el tercer trimestre de este año. Y todos estos eventos no pasan desapercibidos para las gestoras. «En Europa, el crecimiento económico que hemos visto en 2019 ha caído significativamente. También el PMI, la confianza… Todos esperan la desaceleración, aunque algunos países han crecido más como Francia y España», comenta Martin Moeller, responsable de Carteras de Renta Variable de UBP. Esta postura contrasta sobremanera con cómo se expresaba este mismo analista en marzo. Entonces auguraba que la crisis era inminente. «Estaba equivocado. El resultado fue más positivo. Dada esta experiencia de que el resultado será mejor, no vamos a entrar en recesión pero estaremos en bajas tasas de crecimiento. Además, está la situación en Alemania. Lo interesante será el impacto en la economía real, el consumo…», destaca. Hay motivos, a su juicio, para contener la alarma, como puede ser el empleo. «No deberíamos estar preocupados», afirma. Y añade: «El problema estaba hace años cuando se despedían trabajadores y los bancos tenían problemas». UBP mantiene que Cataluña, y no España, será la damnificada del clima de violencia Sin embargo, Europa es un tema y España otro. Nuestro país creció en el tercer trimestre el doble que la zona euro, aunque la desaceleración también se deja notar tal como vienen avisando la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional, el Banco de España, Funcas, BBVA Research… «En política, si no tienes gobierno, la sensación es de incomodidad; pero no hay una crisis económica urgente que atajar. Habrá de nuevo dos meses para alcanzar un acuerdo de gobierno y no hay preocupación porque la economía lo está haciendo bien», defiende Moeller. . Así las cosas, España tiene otros problemas internos más allá de la falta de Gobierno: Cataluña y los acontecimientos de los últimos tiempos. La violencia en la región despierta las alarmas. «Sería bueno tener un Gobierno que pueda comenzar a trabajar y dialogar. Un diálogo que permita mejorar la situación», dice. Y no duda en señalar que el gran damnificado de esa situación de tensión independentista será la propia Cataluña y no tanto el resto de España. El país es mucho más que una región, con lo que el efecto económico se circunscribe más a la comunidad autónoma con posible freno del consumo, inversión, turismo, facturación empresarial… sin olvidar que en aspectos intangibles como la imagen o la reputación significa un duro varapalo para Cataluña, tal como vienen avisando los empresarios. Posibles inversores En este panorama, pese a todo, también oportunidades de inversión. Lo muestran con su fondo UBAM – 30 Global Leaders Equity, que invierte en acciones de las 30 mejores empresas de todo el mundo y que ha deparado una rentabilidad del 114,92% desde sus inicios. . «Hay una amplia gama de modelos de negocio», comenta Moeller. Y cita, a continuación, empresas de pagos como Visa o Mastercard -principalmente por el auge de los pagos con tarjeta y electrónicos-; además de otras compañías de artículos de lujo como puede ser el caso de Louis Vuitton; y otras sociedades del mundo tecnológico -que hoy, según los rankings, son las más valiosas del globo- como Amazon o Microsoft.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!