Márquez contra el tiempo

El español Marc Márquez llega este fin de semana al Gran Premio de Inglaterra con el mismo objetivo, aumentar su ventaja en la clasificación provisional del mundial de MotoGP, pero deberá hacerlo en “tierra hostil” puesto que en Silverstone sólo ha ganado una vez y el pasado año se tuvo que retirar al romper el motor de su Honda.

Aún así, Marc Márquez cuenta ya con 59 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), cuya única victoria en Silverstone, que regresó al calendario del campeonato del mundo de motociclismo en lugar de Donington Park en 2010, data de 2015.

El piloto de Repsol Honda no lo tendrá nada fácil en Silverstone, un trazado con diez curvas a la derecha y ocho a la izquierda, que no se adapta demasiado bien a su moto, al menos hasta la pasada temporada, aunque como él muy bien ha explicado ya en más de una ocasión, las diferencias respecto a sus rivales en los circuitos que no se le daban demasiado bien a su moto en la presente temporada se han estrechado a mínimos más que esperanzadores.

Es por ello que desde el fallo de Italia, que se saldó con un “cero” en Mugello, Marc Márquez cuenta todas sus participaciones por podios, el peor de ellos un tercero en la República Checa, con dos victorias y dos segundos.

Uno de sus principales rivales en Silverstone bien podría volver a ser el también español Jorge Lorenzo, vencedor en Austria, que ya es tercero del mundial y suma tres victorias y un segundo en las seis últimas carreras con la mecánica de Borgo Panigale.

Loading...

Y es uno de los candidatos al triunfo en Inglaterra porque en Silverstone es el piloto que más veces ha ganado, en tres de las ocho ocasiones, y seguro que su victoria en el circuito Red Bull en un mano a mano con Marc Márquez, le habrá insuflado una confianza extra que querrá aprovechar para ascender posiciones en la tabla provisional del mundial, en el que ahora es tercero a “sólo” doce puntos de Valentino Rossi.

Pero los protagonistas destacados del Gran Premio de Inglaterra serán los neumáticos Michelin, que pondrá a disposición de todos los pilotos cuatro compuestos distintos a los del resto de la temporada, en lugar de los tres habituales, con un compuesto blando, uno medio y dos duros traseros, todos ellos asimétricos -con el lado derecho más duro-, mientras que en los neumáticos delanteros, el blando será asimétrico (con la parte derecha más dura) y el resto son todos simétricos. A todo ello se puede unir la inestabilidad climatológica de la zona, que obliga al suministrador único de neumáticos a tener también dos juegos distintos de neumáticos de agua, un compuesto blando y otro medio.

Una vez más los pilotos oficiales de Repsol Honda y los de Ducati serán los principales candidatos a la victoria, aunque no sería de extrañar que en Silverstone se encontrarán con la férrea resistencia tanto del “local” Cal Crutchlow, como de los pilotos de Suzuki, el italiano Andrea Iannone y el español Alex Rins, cuya GSX RR ha demostrado rendir con plena eficacia en ese escenario, como lo demuestra la victoria de Viñales en 2016.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!