María Patiño desvela los detalles de su boda y anuncia una segunda ceremonia en España

María Patiño dejó sorprendidos a todos sus seguidores y compañeros con su última publicación de Instagram, donde anunció que se había casado en secreto con Ricardo Rodríguez en Sri Lanka. La pareja no desveló información sobre sus vacaciones para poder contraer matrimonio sin que nadie pudiese arruinar su día.

Solo sus familiares conocieron la noticia cinco días antes de la ceremonia aunque no pudieron asistir, según ha contado la presentadora en «Sálvame». «Aunque vengo de una familia muy tradicional y conservadora, nunca me han juzgado, me han dado mucha libertad y no me han pedido explicaciones. Ninguno me preguntó por qué, solo me dijeron felicidades y que lo disfrutara», ha confesado Patiño.

«La boda no es legal y podía haberlo registrado antes. Solicité la documentación necesaria, pero estaba muy cansada», ha confesado en el programa. Ahora, tras conocerse que la boda no tiene validez legal en España, la colaboradora planea una segunda ceremonia para que puedan disfrutarla junto a los suyos: «Nosotros hemos hablado y sabemos exactamente qué es lo que vamos a hacer y son cosas que me voy a reservar para mí. Voy a compartir con la gente que quiero algo».

Nuevos detalles nupciales

Patiño ha vuelto al trabajo siendo consciente de que la publicación de las imágenes de su boda secreta causaría gran revuelo en plató. Sin embargo, la presentadora ha explicado el porqué de su decisión sin pelos en la lengua: «Cuelgo las fotos por tres motivos. El más importante porque quería compartirlo con el mundo entero. Porque era nuestro sueño. El segundo, porque iba a llegar aquí y se lo iba a contar a todo Dios».

La boda de Patiño «fue lo que había soñado» a pesar de haber cambiado varias veces de lugar para la ceremonia ya que se «iba a ir a Bali, pero había muchísimos temblores. A la colaboradora le dio «miedo» y a última hora decidió que quería irse a Maldivas. «Me llevé el vestido, estuve en un resort maravilloso, pero me di cuenta de que aquello no era para mí. Adelanté el viaje a Sri Lanka y cuando llegué ahí me di cuenta de que ese era el sitio por la energía, por lo que vi». El tiempo también se convirtió en un impedimento: «No había manera de poner una fecha allí porque hay muchas lluvias tropicales y cuando llegó el día me puse a llorar. Lloviendo, mi pelo rizado, esto es un horror… Tuve la suerte de que la persona que llevaba el hotel es gallego y me supo templar, me dijo que me fuese a la cama y que descansase».

Loading...

Lo que sí cumplió tal y como deseaba era la fecha del «sí, quiero»: «Quería celebrar la boda el 15 de agosto porque es mi cumple, pero no sabía si podía ser por el clima. Lo que sí quería es que fuese casi al final del viaje».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!