Maduro sabotea una marcha de protesta de la oposición

La marcha convocada por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en Caracas, para solidarizarse con la crisis eléctrica nacional que afecta especialmente al estado petrolero del Zulia, logró parcialmente su objetivo de protestar debido al saboteo al que fue sometida por el régimen de Nicolás Maduro. Y es que, en un principio, la concentración de la oposición estaba anunciada en la Plaza Milenium para realizar su marcha por la avenida Rómulo Gallegos hasta llegar a la sede de Corpoelec en la urbanización del Marquéz, al este de la ciudad. Sin embargo, numerosos obstáculos impidieron su realización completa. Los chavistas, vestidos con camisetas rojas, se presentaron sin anunciarse a la Plaza Milenium, a pesar de que su marcha, para protestar contra el «imperialismo» de EE.UU., estaba prevista en la Plaza La Candelaria, a 15 kilómetros de distancia. ABC preguntó a la chavista María González, de 67 años, qué hacía tan lejos de La Candelaria. «Estoy pasando lista a los que están participando porque los que no han venido no van a recibir la recompensa», contestó al enumerar 45 miembros de la Comuna Argelia Laya. Al otro lado de la Plaza Milenium estaban concentrándose los opositores con sus diversas banderas partidistas. La proporción numérica era de 8 a 2 a favor de la oposición. En ese momento, desde el lado chavista se escucharon tres cohetones y a un activista con gorra roja, gritando: «Chávez vive la lucha sigue». En ese mismo momento, a las 11 de la mañana, la residencia de Juan Guaidó fue acosada por los vehículos negros del Sebin (Servicio de Inteligencia Bolivariano), según contó su esposa, Fabiana Rosales, en su Twitter, lo que impidió la participación del presidente interino en la marcha. Para evitar la confrontación violenta entre chavistas y opositores, los diputados opositores decidieron arrancar la marcha con la presencia del diputado Juan Pablo Guanipa, quien desafió el allanamiento de la inmunidad parlamentaria decidido por el Tribunal Supremo de Justicia y la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que dirige Diosdado Cabello. El diputado Guanipa encabezó la marcha de la oposición pero no pudo llegar hasta el edificio de Corpoelec en el Marquéz para echarle en cara los apagones que tienen en penumbra a los zulianos. Con Guanipa van 18 diputados opositores en lo que va de año que han sido despojados del fuero parlamentario. En franco desacato a los poderes chavistas, Guanipa subrayó: «Nosotros desconocemos a esa farsa de ANC, a ese ilegitimo TSJ. Debemos seguir luchando donde tengamos que luchar. Vamos a seguir combatiendo a esta dictadura donde sea».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!