«Maduro, más relajado y más parlanchín»: la radiografía de El País sobre la temporada de Messi

Messi y sus hijos, tras otra consagración Crédito: DPA

Barcelona volvió a consagrarse en la Liga de España y Lionel Messi extendió su hegemonía en un torneo que domina desde hace quince años: desde su debut en 2004, fue campeón en diez de las quince temporadas. Convertido en el jugador blaugrana con más títulos locales de la historia y el máximo anotador de todos los tiempos con 417 goles, el astro argentino irá en busca del récord de Paco Gento, quien entre 1953 y 1971 consiguió doce títulos con el Real Madrid.

La mutación de Messi a lo largo del tiempo es tangible. Coronado primero como Rey en Barcelona para luego conquistar y extender su gobierno a toda España, el argentino es el hombre que define a la estructura del combinado blaugrana. Cinco técnicos y múltiples jugadores han pasado por Barcelona durante los últimos diez títulos, siempre con un denominador común: la presencia de Messi.

El diario El País de España publicó una radiografía en la que disecciona las características del reinado Messi en Barcelona.»El Barça es de Messi», anticipa la publicación antes de recorrer los pasillos del Camp Nou.

La relación entre Messi y Ernesto Valverde es la clave del éxito blaugrana, campeón de liga, finalista de la Copa del Rey y semifinalista de Champions League. «Messi no quiere experimentos en el banquillo (ha sufrido demasiados en la selección argentina) y tiene clara su fórmula de éxito. En una de las reuniones semanales, para diseñar el plan de trabajo, que mantiene con Juan Antonio Pozanco, el preparador físico, cuando el futuro de Valverde todavía estaba en el aire, el argentino le preguntó: ‘Y Ernesto, ¿qué? Se queda, ¿no?’. El preparador físico no tardó en trasladar el mensaje al Txingurri. ‘Leo quiere que te quedes'», recuerdan en el diario español.

Messi, siempre líder silencioso, incluso modificó su comportamiento fuera de la cancha desde que asumió la capitanía del club tras la partida de Andrés Iniesta al fútbol japonés: «Acostumbrado a hablar exclusivamente en el campo, ha tenido que sumar más compromisos sociales, consecuencia de haberse convertido en el primer capitán del equipo después del adiós de Iniesta. «Está como siempre, pero es verdad que hace cosas que antes quizá no le tocaban. También está más pendiente de los jóvenes'», desnudó El País.

Su actitud no solo se refleja en su faceta más «parlanchina»: también aprendió a dosificar sus esfuerzos y a aceptar ser suplente para darle descanso a su físico: «Ya son casi un hábito los descansos del 10. O jugar solo media hora en la antesala de un duelo importante. A sus 31 años, el rosarino cuida como nunca su alimentación, muy focalizado en el trabajo de prevención de lesiones. Dedica mucho tiempo a estirar antes y después de los ejercicios, más ahora que anda tocado del pubis», explica el artículo.

«Maduro, más relajado y menos caprichoso», resume El País sobre un Rey que, 15 años después, no abdica e incluso promete extender su reinado en el futuro y, por qué no, también en Europa.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!