Luis Carlos Buitrago, declarado culpable del asesinato de su pareja en Sese√Īa en 2017

Por unanimidad, un jurado popular ha considerado esta tarde culpable a Luis Carlos Buitrago Garc√≠a del asesinato de su compa√Īera sentimental, Julissa Denisse Letechy, ocurrido en Sese√Īa la noche del 27 de enero de 2017. Para los nueve miembros del tribunal, la declaraci√≥n del acusado, un colombiano de 51 a√Īos, ha sido ¬ępoco cre√≠ble, contradictoria y con √°nimo exculpatoria¬Ľ. Seg√ļn el veredicto, para el que emplearon dos horas, la agresi√≥n a la mujer, madre de un hijo, fue ¬ębestial¬Ľ y ¬ęno pudo defenderse¬Ľ.

El jurado est√° convencido de que Julissa, ecuatoriana de 42 a√Īos, s√≠ abri√≥ la puerta a su pareja y que la muerte se produjo entre las 23:50 y las 23:55. Durante esos cinco minutos Luis Carlos no estuvo enviado mensajes -la mayor√≠a monosil√°bicos- al tel√©fono de la v√≠ctima, a los que nunca contest√≥. Adem√°s, seg√ļn el tribunal popular, ese intervalo es compatible con la conclusi√≥n del informe forense, que estableci√≥ la data de la muerte sobre las 23:00. Asimismo, afirman que Luis Carlos intent√≥ manipular el cad√°ver cuando entr√≥ en la vivienda a la ma√Īana siguiente, una maniobra que una vecina impidi√≥ que se llevara a cabo.

Para el jurado tampoco ¬ętiene sentido¬Ľ que el acusado se fuera a un club de alterne esa noche despu√©s de llamar al domicilio porque, seg√ļn √©l, Julissa no le abr√≠a la puerta. Para el tribunal, lo correcto habr√≠a sido llamar a terceras personas o a un cerrajero. Igualmente, desconf√≠an de que la relaci√≥n entre la pareja fuera buena y que no discut√≠an, como hab√≠a afirmado el encartado, ya que Luis Carlos hab√≠a sido ya condenado por agredir a su pareja sentimental.

Descartan, por otro lado, que otra persona entrase al edificio para matar a Julissa y les sorprende que la ventana del ba√Īo por la que Luis Carlos accedi√≥ a la vivienda el 28 de enero estuviese abierta de manera involuntaria en pleno mes de enero. ¬ęEl acusado se prepar√≥ su coartada¬Ľ, concluy√≥ el jurado.

El ministerio fiscal mantiene su petici√≥n 25 a√Īos de prisi√≥n para Luis Carlos, con el agravante de parentesco, adem√°s de una indemnizaci√≥n de 100.000 euros para el hijo de Julissa. Tambi√©n reclama libertad vigilada durante cinco a√Īos, una vez que salga de prisi√≥n, sino no es expulsado de Espa√Īa. Por su parte, la defensa, que solicitaba la absoluci√≥n antes de conocerse el fallo, ha requerido al magistrado-presidente del tribunal la pena legal m√≠nima para el delito de asesinato.

¬ęSoy inocente; se lo juro por mi madre¬Ľ

A la vista del veredicto inculpatorio, a Luis Carlos no le sirvi√≥ su imploraci√≥n en el uso de la √ļltima palabra horas antes. ¬ęSoy inocente; se lo juro por mi madre, mis nietos y mis hijos¬Ľ, dijo entre l√°grimas al jurado. As√≠ cerr√≥ la √ļltima sesi√≥n, en la que el fiscal y la defensa dieron lectura a sus informes definitivos.

No hubo sorpresas. El fiscal jefe provincial, Antonio Huélamo, mantuvo la acusación de asesinato contra Luis Carlos. Durante una extensa y reiterativa intervención, que duró casi dos horas, el fiscal fundamento su acusación en las grabaciones de la videovigilancia, en las que se ve a Luis Carlos entrar y salir del bloque; en el ADN del imputado hallado en el cinturón negro de Guess que se usó para estrangular a la víctima; en una colilla con el perfil genético del procesado y en unas manchas de sangre sin identificar halladas en una cazadora del encartado.

Tambi√©n se refiri√≥ a las contradicciones de Luis Carlos en sus declaraciones en la fase de instrucci√≥n y en que el reo fue condenado en una ocasi√≥n por golpear a Julissa en la v√≠a p√ļblica. Para apuntalar sus palabras, el fiscal aludi√≥ a la investigaci√≥n minuciosa de la Guardia Civil, que descart√≥ el robo por parte de una tercera persona y tambi√©n que hubiera una pelea previa a la muerte de Julissa, ¬ęque no tuvo tiempo de defenderse¬Ľ. ¬ęSeg√ļn las grabaciones, [el acusado] dispuso de casi diez minutos para estar dentro de la casa para matar a la v√≠ctima¬Ľ, recalc√≥ Hu√©lamo en la lectura de sus conclusiones definitivas.

El fiscal describió el carácter del reo en la sala como frío, distante y retador, además de acusarle de mentir al jurado y al presidente del tribunal, Alfonso Carrión.

¬ęInsuficiencia probatoria¬Ľ

Sin embargo, la defensa centr√≥ su exposici√≥n de 45 minutos en plantear al jurado el principio jur√≠dico ¬ęin dubio, pro reo¬Ľ (en caso de duda, en favor del procesado), ya que, para el abogado de Luis Carlos, hab√≠a una patente insuficiencia probatoria. ¬ęEn este procedimiento hay muchas dudas¬Ľ, asegur√≥ el letrado, quien se cuestion√≥ que hubiera siquiera una discusi√≥n entre la pareja antes del crimen, como sostienen la Guardia Civil y la fiscal√≠a. Para la defensa, su cliente no entr√≥ en el domicilio para matar a su compa√Īera y plante√≥ al jurado por qu√© no pudo tampoco asesinarla: ¬ęNo puedes estrangular a una persona cuando mandas mensajes y est√°s fumando¬Ľ, ilustr√≥.

Seg√ļn el letrado, el cintur√≥n negro de Guess no era el arma del crimen y en las manos de su cliente no hab√≠a restos biol√≥gicos de la v√≠ctima por esa supuesta pelea antes de morir. ¬ęNo hay prueba de que Julissa estuviera viva antes de que Luis Carlos fuera a la puerta del domicilio¬Ľ, afirm√≥ el abogado en su exposici√≥n.

Para la defensa, tampoco estaba acreditado que el procesado agrediese a la v√≠ctima porque ¬ęno se escucharon gritos ni golpes¬Ľ en un edificio en el que ¬ęse oye todo, seg√ļn los vecinos¬Ľ. Y sobre una condena a Luis Carlos por agredir a Julissa en una pelea, el abogado record√≥ que a la mujer tambi√©n se le conden√≥ por esa misma discusi√≥n.

Acerca de las grabaciones, el letrado sembr√≥ la duda tambi√©n en el hecho de que la Guardia Civil ¬ęno investig√≥ si una persona pudo escalar¬Ľ hasta el domicilio de la pareja, un tercer piso.¬ęHay unas huellas en una persiana y semen de otra persona en un ‘salvaslip?, pero no se contrastaron datos. Se abandonaron sin m√°s. La investigaci√≥n fue en una sola direcci√≥n¬Ľ, expuso la defensa, que concluy√≥ que ¬ęno existen una verdadera prueba de cargo¬Ľ.

Sin embargo, el jurado popular ha declarado por unanimidad culpable a Luis Carlos, que está a la espera de que el magistrado-presidente del tribunal, Alfonso Carrión, le imponga la condena.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *