Los problemas con el alcohol del hijo de Camilo Sesto contados por su madre | Gente y Famosos

Camilo Blanes, el hijo que Camilo Sesto tuvo con Lourdes Ornelas y por tanto su heredero universal, tiene problemas a los que ahora su madre ha puesto nombre: el alcohol. «En los últimos tiempos estaba mucho mejor. Asistía a reuniones de Alcohólicos Anónimos y había ingresado en una clínica que le había ido muy bien. Pero ahora ha recibido la herencia y las cosas se han complicado. Ya no tengo tanto control sobre la situación porque él ya no vive comigo y, además, ahora puede gastar», ha dicho Ornelas, en declaraciones a ¡Hola!.

Según la versión de la madre de Camilo Blanes este » hace tiempo que tiene el problema». «Con poco que beba ya le afecta y no sabe parar. A él no le gusta hacer esto. Después se arrepiente horriblemente y no se reconoce en la persona en la que se convierte. Es preocupante, claro, pero yo sé que lo vamos a vencer y quiero decir a las madres que están en la misma situación que yo, que estas cosas hay que afrontarlas. No hay que avergonzarse pero sí lucharlas. Porque se le puede dar la vuelta. Se puede salir de esto», añade.

Ornelas justifica sus palabras que dejan al descubierto la situación que vive su hijo, de 36 años: «Hubiera preferido no tener que hacerlo. Es mejor ir de frente, no tener nada que esconder». La madre de Camilo Blanes se muestra optimista: «Claro que lo soy, Camilo es muy inteligente. Pero es urgente que busque ayuda ya. Yo le digo que hay centros muy buenos en España donde puede curarse».

Estas declaraciones llegan unos días después de que Camilo Blanes hablara en el programa Viva la vida de Telecinco. «Estoy bien, tengo días buenos y días malos como todo el mundo, pero bien en el fondo”, comentó. “Nunca se ha muerto nadie de mi alrededor y encima es mi padre. Ha cambiado todo, me ha dejado una serie de principios, de valores. Eso es lo que tengo de él, aparte de muchas otras cosas”, añadió.

En una primera entrega Lourdes Ornelas había hablado sobre Blanes y sus supuestos problemas de adicciones, asegurando que su hijo ha entrado en una espiral de alcohol y noches descontroladas. Después de que la revista Hoy Corazón captara a Camilo Blanes deambulando por las calles del  barrio madrileño de Chueca desorientado, Ornelas no ocultó su angustia. Según contó el joven estuvo tres días desaparecido, no durmió en su casa y volvió «sin sus documentos, sin sus tarjetas de crédito y sin su teléfono». Su madre se mostró entonces muy preocupada por la salud de su hijo porque teme que la vida repleta de excesos le esté pasando factura. “Ha pasado muchas veces y se volverá a repetir”, reveló.

Blanes lo niega y asegura estar “sobrio”. “He salido mucho pero nunca ha pasado esto. No sé por qué mi madre dice eso […] mi madre es como es, exagera algunas cosas y da entrevistas sobre ellas. Pero…un beso mamá, te quiero igualmente, no te preocupes”, ha sentenciado.

El hijo del cantante está instalado en Madrid. La gente de su entorno asegura que no es fácil ponerse en contacto con él y se necesitan entre siete y diez días para localizarle. Está a la espera del lanzamiento de su nuevo disco, que terminó de grabar hace unos meses y todavía tiene pendiente la creación del museo homenaje a su padre que se va a abrir en Alcoy, el pueblo natal de Camilo Sesto. Su madre no vive con él, lo hace en un apartamento.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!