Los mejores secadores de pelo profesionales para el hogar | Escaparate

Con la llegada del frío son muchos los que retoman el uso de sus secadores de pelo tras la ducha. Y, aunque las opciones son infinitas y las necesidades diversas, los más avanzados y los que aseguran un mejor acabado y cuidado del cabello son los modelos profesionales. Pero aunque sean profesionales y se adapten a las necesidades de peluqueros y estilistas, también son adecuados para usuarios domésticos, que pueden acceder a ellos desde las principales tiendas. Los productos analizados en este artícuo, son los mejores secadores de pelo profesionales que hemos tenido oportunidad de probar.

¿Qué ventajas tienen los secadores de pelo profesionales?

Entre sus ventajas: mucha más potencia que los tradicionales, lo que asegura un flujo de aire más intenso que seca el pelo de manera más rápida, y la presencia de tecnologías que garantizan un mayor cuidado del cabello. Y es que no podemos olvidar que este tipo de herramientas térmicas funcionan a altas temperaturas y no siempre más es mejor: demasiado calor puede provocar un deterioro rápido y visible del pelo. Además, una construcción y materiales más cuidados hacen que suelan ofrecer una durabilidad mayor.

Secadores de pelo profesionales: qué tipos de accesorios incluyen

Por lo demás, su uso es exactamente igual que los secadores clásicos, con posibilidad de ajustar distintas temperaturas e intensidades, incluyendo el botón de aire frío, y de colocar diversos accesorios en función del tipo de cabello y peinado que se vaya a realizar. Así, lo más habitual es que los packs incluyan como mínimo una boquilla concentradora, ideal para conseguir acabados más pulidos o alisar. A partir de ahí, la mayoría de los modelos ofrece posibilidad de completar sus prestaciones con difusores o accesorios para cueros cabelludos sensibles. Eso sí, adquiriéndolos por separado.

¿Cuáles son los mejores secadores de pelo profesionales del mercado?

Son los protagonistas de esta comparativa, en la que hemos seleccionado cuatro modelos de referencia de firmas de reconocido prestigio: Dyson Supersonic (ganador con una puntuación media de 9,5 puntos), GHD Helios (8), Parlux 385 PowerLight (7,5) y Termix 4300 (7,5).

Entre los aspectos que se han valorado durante las pruebas se encuentran:

Diseño. En lo que se refiere a su tamaño, el acabado y la comodidad de uso o la longitud de su cable, entre otros.

Opciones de secado. Qué variaciones de temperatura o intensidad del flujo de aire poseen, y cómo funcionan.

Accesorios. Además del secador en sí, lo más común es que todos los secadores incluyan una o varias boquillas difusoras y otros accesorios.

Rendimiento. Si secan adecuadamente el cabello, se calientan con el uso, etcétera.

Así los hemos probado: opiniones y dónde comprar los secadores profesionales

Para realizar las pruebas hemos aplicado la misma metodología que con la comparativa de secadores de pelo de viaje. Así, durante algo más de mes y medio de pruebas, hemos utilizado cada uno de los secadores para secar una melena larga, ondulada y de pelo de grosor medio para la que siempre se ha seguido la misma rutina de champú, mascarilla y protector del calor.

El secador profesional ganador ha resultado ser el Dyson Supersonic. Si bien es el más caro (con diferencia), es también el más silencioso, el que más notamos que cuida el cabello y ofrece resultados más rápidos. Si lo que se busca es un modelo más económico, nuestra recomendación es la propuesta de Termix, con una estupenda relación calidad-precio.

Dyson Supersonic

A simple vista es el más peculiar de la comparativa, porque su forma es radicalmente diferente a la de la competencia: la zona por la que sale el aire es redondeada, pero está totalmente hueca (se puede pasar cualquier objeto de un lado a otro) y es el mango el que incorpora el motor, similar al que emplean los aspiradores de la marca. Tanto es así que su sonido es también muy parecido, y consigue que el nivel de ruido se mantenga muy bajo, causando pocas molestias durante su uso. Esta ubicación, además, hace que el secador en sí sea mucho más compacto y ligero y que además todo el peso esté en la zona del mango, por lo que es más cómodo de mover y utilizar durante más tiempo.

Con cuatro ajustes de temperatura (además del botón de frío) y otros tres de intensidad, el secador profesional Dyson Supersonic tiene un control inteligente del nivel de calor que mide la temperatura 20 veces por segundo y transmite estos datos al microprocesador, que regula de forma inteligente la temperatura. Así, según la firma, no hay daño en el cabello. El flujo de aire además es altísimo, y seca el cabello de manera muy rápida y uniforme. En cuanto a los accesorios, viene con una amplia variedad: una boquilla estrecha, otra ancha, un difusor, un accesorio para secado suave y un peine de púas anchas. Todos ellos son magnéticos y nunca se calientan. Además de un colgador y una alfombrilla antideslizante resistente al calor.

GHD Helios

Todos los productos de GHD se caracterizan por una estética y unos acabados muy cuidados, a la altura de muy pocas firmas de la competencia. El secador profesional GHD Helios no es una excepción, y llama la atención nada más abrir la caja en la que se aloja junto a una única boquilla de peinado. En nuestro caso, hemos probado la edición en color burdeos con detalles en negro y dorado, que es realmente bonita. También está disponible en negro, blanco, rosa, azul

Esta boquilla encaja a presión y hay que hacer bastante fuerza para colocarla o quitarla; algo para lo que es indispensable esperar porque se calienta bastante. Los controles de temperatura y flujo de aire se sitúan en el mango, pero en la parte trasera, así que es más difícil pulsarlos por error. En concreto, ofrece ajuste a dos temperaturas e intensidades distintas, hasta lograr un flujo de aire que, según la firma, se sitúa en 120 Km/h. Comparado con el ganador de la comparativa es más ruidoso, aunque no tan molesto como otros, y la verdad es que seca el pelo con bastante solvencia.

Su cable de 3 metros no giratorio se acompaña de un gancho de goma para colgar el secador de la pared, su motor tiene una potencia de 2.200 vatios y también incluye un botón de frío.

Termix Compacto Profesional 4300: mejor relación calidad-precio

Es prácticamente imposible encontrar un secador profesional (y no digamos normal) que lo haga mejor por su precio. Con un diseño muy compacto y ligero, viene junto con dos boquillas de diferente tamaño que se ajustan a presión —aunque sin dificultad— y ofrece una potencia de 2.000 vatios. En el mango están situados los distintos controles de uso: dos interruptores para ajustar el caudal de aire en dos niveles y la temperatura en tres. Su ubicación no nos convence demasiado, ya que es muy fácil pulsarlos sin querer durante el uso. En el frontal, por otro lado, cuenta con uno destinado a la fijación del peinado con aire frío.

El secador profesional Termix Compacto Profesional 4300 es bastante ruidoso pero nos ha sorprendido su solvencia durante el secado. Nos gusta además que el filtro trasero se extrae muy fácilmente, permitiendo eliminar los pelos y el polvo adheridos a su superficie. Con función iónica, su cable es muy largo pero no giratorio y el mayor sacrificio que le vemos para conseguir su precio es el diseño, de un plástico negro brillante menos atractivo que otras propuestas.

Parlux 385 PowerLight

Parlux es una de las firmas con más renombre en los salones de belleza, y este es uno de sus modelos más avanzados. Tiene cierta estética retro y un acabado poco atractivo (demasiado plástico brillante), posee una potencia de 2.150 vatios y ofrece un caudal de aire de 79 m3/hora. Su ruido, sin llegar a tener un nivel muy bajo, está apagado, como si se estuviera usando en otra habitación. Quizá es porque la firma ha integrado un silenciador dentro de su electrónica.

Con generador de iones para reducir el encrespamiento, el secador profesional Parlux 385 PowerLight viene con dos boquillas y la gestión de temperatura y flujo de aire se realiza desde dos interruptores que, de nuevo, están situados en el lateral del mango. Están bastante duros, pero aun así es fácil pulsarlos por error. En total, permiten elegir entre dos velocidades y cuatro temperaturas: durante las pruebas hemos notado que la tercera ya es bastante caliente. Una función que nos ha gustado mucho: el botón de aire frío (en este caso en su ubicación habitual, en la parte frontal del mango) funciona de forma rapidísima. Más que en cualquier otro modelo.

¿Por qué debes confiar en mí?

Soy periodista con más de 10 años de experiencia en el sector tecnológico. Durante este tiempo, he elaborado reportajes, artículos y todo tipo de contenidos relacionados con los más variados aspectos relacionados con la tecnología. Además, durante los últimos años me he especializado en el análisis de productos para distintos medios —incluido EL PAÍS—, lo que me ha llevado a probar cientos de ellos, de todo tipo y gama: desde los smartphones más económicos hasta los más punteros, ordenadores, sistemas de sonido, televisores… E, incluso, otros más relacionados con la salud y el cuidado personal.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!