«Los médicos no estamos para estar danzando por las carreteras»

El presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, afirmó ayer que «los médicos no estamos para estar danzando por las carreteras y menos con nuestro coche, porque es una pérdida total de la calidad de la asistencia que puede prestar el profesional». Así se manifestó ante la situación actual en el medio rural y reclamó que las organizaciones de profesionales sanitarios «participen para sacar a la Atención Primaria del atolladero en el que se encuentra». «Así no se puede seguir; la asistencia no es la oportuna ni la mejor», añadió.

A juicio del también presidente del Sindicato Médico CESM en la Comunidad, las condiciones actuales con las que los médicos desarrollan su actividad en el medio rural son «grandísimas dificultades» y denunció que en muchos casos se están desaprovechando a muchos profesionales. Díaz Villarig aseguró que al Gobierno autonómico le corresponde tomar las decisiones, algunas de ellas impopulares y reconoció en este punto que «nosotros sí tenemos una idea clara de lo que hay que hacer pensando en el bien común de los ciudadanos y de los profesionales, «porque hay que ver el aprovechamiento que podemos hacer de los recursos, que son los que son».

En este sentido, desde el Sindicato Médico, su secretario general, Tomás Toranzo, reclamó que a la hora de buscar soluciones se tengan en cuenta criterios profesionales y no políticos. «Es necesario que se acabe la utilización partidista del problema de la Atención Primaria», señaló y recordó que los problemas son comunes a otras autonomías en las que la extensión y la dispersión geográfica condicionan la asistencia sanitaria. «Queremos aportar nuestra opinión para conseguir una sanidad accesible y de calidad que además permita un desarrollo profesional», concluyó.

Pago de la productividad

Días Villarig hizo estas reflexiones después de presentar ayer en Valladolid el acuerdo firmado por el Sindicato Médico y la Consejería de Sanidad que supone volver a cobrar en función de la productividad del profesional, así como el pago de las acumulaciones en Atención Primaria, es decir, la remuneración del trabajo que un facultativo realiza al asumir el de un compañero que está de vacaciones, baja o permiso. En el primero de los casos, la medida se aplicará a partir de mayo de 2.019, y podrían alcanzar los 3.000 euros anuales, mientras que en el segundo habrá efectos retroactivos ya que se considerará efectiva desde enero de este año.Otros dos puntos del acuerdo se refiere al desbloqueo de la carrera profesional de los años 2010 y 2011, tal y como reconocen varias sentencias y que ahora se desarrollarán con uno plazos concretos para su pago.

Mayor sensibilidad

También se recoge el compromiso de la Consejería para hacer efectivo en 2019 el concurso de traslados abierto y permanente así como hacer una oferta pública de empleo con todas las vacantes de especialistas. Con estas medidas, según señaló Díaz Villarig, «se recuperan los derechos que se habían perdido durante la crisis, deteriorando de forma importante las condiciones de los médicos de Sacyl». Reconoció, además, que en las ultimas semanas «la Consejería y el Gobierno tienen otra sensibilidad y esperamos que eso se plasme en otros acuerdos».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *