Los judíos alemanes no invitan a AfD al aniversario de la Noche de los Cristales Rotos

¬ęEl mal del nacionalsocialismo no se produjo de la noche a la ma√Īana¬Ľ, record√≥ ayer Merkel en el acto conmemorativo de la gran sinagoga de Berl√≠n, que tambi√©n fue incendiada en la fat√≠dica Noche de los Cristales Rotos. ¬ęEn 1938, de entre los vecinos salieron delincuentes y criminales y se prepar√≥ el camino hacia el Holocausto¬Ľ, dijo la canciller alemana, ¬ęhoy en d√≠a, el panorama en Alemania es contradictorio: hay una vida jud√≠a floreciente, pero al mismo tiempo experimentamos un preocupante antisemitismo que la amenaza¬Ľ. Se refer√≠a as√≠ sin citarlos a la creciente ola de movimientos de extrema derecha, que solo entre julio y septiembre de este a√Īo han sacado a las calles 23 manifestaciones neonazis, el doble que el a√Īo anterior. Dado que muchos de esos grupos est√°n relacionados de una u otra forma con el partido Alternativa para Alemania (AfD), fue la √ļnica formaci√≥n no invitada ayer por la comunidad jud√≠a.

Esloganes de odio

¬ęEs un esc√°ndalo que cada dos semanas una sinagoga o una mezquita se manche de esl√≥ganes de odio o sea atacada¬Ľ, critic√≥ el presidente del Consejo Central de los Jud√≠os, Josef Schuster, que advirti√≥ sobre ¬ęinstigadores intelectuales¬Ľ tras los agresores. ¬ęAlimentan el miedo contra los refugiados. Con su elecci√≥n de palabras y su atenci√≥n desproporcionada a incidentes individuales, incitan a los ciudadanos y agitan los √°nimos contra los solicitantes de asilo¬Ľ, denunci√≥.

Tambi√©n en el pleno conmemorativo del Bundestag, todos los oradores miraban de reojo a los diputados de AfD, que no pidieron la palabra. El presidente Steinmeier dirigi√≥ al Parlamento alem√°n, sin embargo, un discurso de talante integrador, en el que llam√≥ a la tolerancia cero con el antisemitismo, pero en el que dijo tambi√©n que los alemanes pueden estar orgullosos de las tradiciones de libertad y democracia ¬ęsin apartar la vista del abismo del Holocausto¬Ľ, y advirti√≥ contra la idealizaci√≥n del pasado por parte de los nacionalistas. ¬ęEl nacionalismo embellece el propio pasado¬Ľ y evoca, tambi√©n en su variante m√°s reciente, ¬ęun viejo mundo perfecto que nunca existi√≥ como tal¬Ľ, mientras que un ¬ępatriotismo democr√°tico¬Ľ no es una almohada sobre la que descansar, sino un ¬ęconstante est√≠mulo¬Ľ para aquellos que quieren hacer mejor el futuro.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *