Los invisibles

Solo 201 restaurantes de Lima cumplían los requisitos legales y sanitarios necesarios para activar el servicio de cocina para reparto desde el 18 de mayo. Unos días después abrieron la mano, agregaron Cuzco y Arequipa y admitieron otros 5.681 candidatos, aunque la cifra final será mucho menor: deben aplicar los protocolos sanitarios. Un reinicio precario para un sector que reúne alrededor de 200.000 establecimientos en todo Perú. La comida que se envía a domicilio o se recoge en el restaurante ha creado una asociación extraña entre las grandes marcas del fast food chatarrero, los dioses del menú degustación y unos pocos elegidos más. Historias del coronavirus. Hasta principios de marzo exigían reserva con depósito bancario y meses de antelación, y hoy te mandan un taxista a casa con la tartera en la mano. Pasados tres días, el tanteo es de 1.000 a uno a favor de la comida rápida, que juega en terreno propio. Es difícil llegar muy lejos. Quienes alcancen el 30 % de la facturación anterior, estarán de enhorabuena.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!