Los inmigrantes, ¿otra vez olvidados?

La Comisión Europea y el conjunto de las instituciones europeas acaban de impulsar un plan de relanzamiento histórico y esperanzador para hacer frente a la catástrofe humanitaria y económica provocadas por la pandemia de la covid-19. Nunca, desde el nacimiento del proyecto europeo, una medida de este calibre podía haber sido imaginada dentro de su lógica competitiva de mercado. El plan de relanzamiento se articula entre ayudas financieras, transición ecológica y creación de proyectos económicos comunes. Una revolución, en la medida en que suspende la política de suicidio colectivo derivada del patrón de estabilidad que ha ido pertinazmente desarmando a la UE. La responsabilidad de la presidencia alemana, que debe empezar el 1 de julio, es enorme: poner en marcha las decisiones ideadas, pese a las inevitables contradicciones de intereses entre los países miembros. Será complicado pasar de los planes a la realización práctica. Desde el inicio, se detectan lagunas que pueden otra vez minar y bloquear el propósito global. Entre ellas, la cuestión central de la política migratoria de la UE.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!