Los Franco deben pedir permiso antes de visitar al dictador porque rechazaron la propiedad de su tumba

Madrid Guardar

La familia Franco debe pedir permiso antes de visitar los restos mortales del dictador, que la semana pasada fueron exhumados del Valle de los Caídos para trasladarlos hasta un panteón del cementerio de Mingorrubio (El Pardo) en el que ya reposan junto a los de su mujer, Carmen Polo.

Este hecho, que advirtió La Moncloa en las jornadas previas a la exhumación, tiene una explicación. La concesión de la propiedad del camposanto es de Patrimonio Nacional, igual que el panteón en el que se encuentra la nueva tumba de Francisco Franco, por lo que los familiares que quieran visitarlo deben cumplir con el protocolo y advertir de su visita con 48 horas de antelación.

No obstante, el Gobierno, en las negociaciones del proceso, propuso a los familiares de Franco la posibilidad de traspasarles, previo pago de un precio tasado, la concesión de la titularidad del panteón, algo que, como subrayaron desde el Ejecutivo, los Franco rechazaron.

Si hubieran aceptado el traspaso de la concesión de la nueva tumba del dictador, los familiares podrían visitar el panteón cuando quisieran y no tendrían que pedir permiso a ninguna institución para ello. Pero de igual modo deberían acarrear con los gastos de mantenimiento del mismo y, si lo desearan, de la seguridad para custodiarlo. Cabe recordar que, en estas primeras jornadas tras la exhumación, son dos patrullas de la Policía Nacional las que velan por la seguridad del cementerio tras la llegada de los restos del dictador.

Tres llaves

Actualmente, como detalló La Moncloa, existen tres copias de la llave que abre el panteón donde se encuentra la tumba de Franco. Una está en propiedad del cementerio, otra en la Delegación el Gobierno de Madrid y, la tercera, es de Patrimonio Nacional.

Loading...

Como ninguna está en poder de los Franco, ya que no son los titulares del panteón, deben solicitarlas por los cauces habituales con 48 de antelación. El mismo procedimiento se debía seguir para visitar la tumba de la esposa de Franco, sepultada en el mismo panteón, pero, como reconoció el Ejecutivo, nadie solicitó la visita en los últimos años.

ABC ha intentado recabar el posicionamiento de la familia Franco, cuyo portavoz habitual ha animado a este diario a preguntar al Ejecutivo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!