Los extremistas llevaban semanas hablando del asalto al Capitolio en sus redes sociales

Nadie les puede acusar de secretismo: los partidarios extremistas de Trump llevan semanas prometiendo violencia en foros y redes si el Congreso y el Senado no tumbaban el resultado de las elecciones del 3 de noviembre, que ganó el demócrata Joe Biden. Mientras, el aún presidente Donald Trump ha estado usando su cuenta de Twitter para difundir teorías de la conspiración y acusaciones sin ninguna prueba.

Este miércoles, una turba de extremistas asaltó el Capitolio, convirtiendo en realidad estas amenazas, en una revuelta que duró cuatro horas y que terminó con la muerte de cuatro personas. Un día antes, el Washington Post ya publicaba un artículo en el que recogía amenazas de violencia publicadas en estos foros de extrema derecha, con mensajes que animaban a llevar armas a la capital el día en que el Congreso tenía previsto ratificar la victoria electoral de Biden.

Una de estas plataformas es la web thedonald.win, que surgió hace un año. Su origen está en el foro Reddit, donde se alojaba el subforo TheDonald, creado en 2015 para comentar la campaña electoral de Trump. Poco después acabó convertido en un amplificador de teorías conspirativas y en uno de los focos que animó las marchas supremacistas en Charlottesville de 2017, que terminaron con tres muertos. También eran frecuentes los mensajes racistas, misóginos y antisemitas. En noviembre de 2019, Reddit puso este foro en cuarentena: no habría publicidad ni saldría en los resultados de buscadores. En junio de 2020 lo cerró definitivamente.

Según recoge el Post, en thedonald.win había mensajes animando a llevar armas a Washington (“sí, es ilegal, pero estamos en guerra y claramente en una fase postlegal de nuestra sociedad”) y a no aceptar los resultados electorales: “Nosotros, el pueblo, no toleraremos un robo. No retrocederemos, no nos rendiremos. Devolved a nuestro presidente lo que habéis robado o ateneos a las consecuencias”.

Los usuarios de esta web publicaron también conversaciones acerca de cómo entrar en el Capitolio, “e incluso matar a todos los traidores de D.C. y recuperar el país”, en una amenaza que recogieron varios medios estadounidenses. Algunas de estas conversaciones hablaban de aprovechar los túneles que hay debajo del complejo de edificios, aunque al final bastó con mucho menos.

A pesar de estas publicaciones y de lo ocurrido el miércoles, thedonald.win contiene actualmente mensajes que aseguran que la manifestación fue pacífica y otros que culpan de la muerte de una de las manifestantes a la policía. Se denominan “patriotas” a sí mismos y aseguran que Pence es un “traidor”. Hay publicaciones que acusan al vicepresidente de lo ocurrido ayer, ya que esperaban que Pence frenara la confirmación de Biden en la sesión del miércoles en el Congreso, aunque su papel solo era el de certificar el resultado electoral. También se pueden leer mensajes que aseguran que había “antifas” infiltrados en la manifestación. En realidad y por ejemplo, el hombre que aparece en las fotos con la cara pintada, cuernos y pieles es un conocido divulgador de las teorías de estos foros.

Los extremistas compartieron publicaciones similares en grupos de Telegram y también en Parler, una red social lanzada en 2018. Esta plataforma ha ganado popularidad en los últimos meses entre los partidarios más extremos de Trump, después de que Twitter reforzara su política contra noticias falsas. Por ejemplo y según publicaba Buzzfeed, un mensaje de Parler preguntaba a quién habría que ahorcar primero, sugiriendo entre las opciones a Nancy Pelosi, presidenta del Congreso, o al propio Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos.

Otra de las redes usadas por los extremistas es Gab, también alternativa a Twitter. Según Bloomberg, muchos asaltantes publicaron fotos y selfis desde el interior del Capitolio en esta red. El fundador de Gab publicó este miércoles un texto en el que explica que ha creado y reservado una cuenta para el presidente en caso de que quiera usarla y después de ver sus perfiles bloqueados en Twitter, Facebook, Instagram y Snapchat. Este perfil en Gab está replicando los tuits del presidente y ya suma más de 400.000 seguidores. Los mensajes promoviendo actos violentos como los de ayer también se compartieron en Facebook, Tik Tok y Twitter, usando etiquetas como #StopTheSteal (detened el robo).

Las cuentas bloqueadas de Trump

El todavía presidente, Donald Trump, lleva semanas compartiendo toda clase de teorías de la conspiración y acusaciones sin fundamento, a pesar de que los tribunales han rechazado 61 demandas del equipo de Trump.

Twitter, Facebook, Instagram y Snapchat bloquearon anoche las cuentas del presidente de Estados Unidos. En el caso de Twitter, el bloqueo se prolongará hasta 12 horas después de que el presidente borre tres mensajes que la plataforma consideraba engañosos y peligrosos. En estos mensajes, Trump pedía a los asaltantes que respetaran a la policía, pero continuaba sin admitir que había perdido las elecciones. En un mensaje en vídeo compartido en redes pedía a la gente que se fuera a casa y terminaba diciendo: “Os queremos. Sois muy especiales”.

Alguna de estas teorías sobre las elecciones sin fundamento y refutadas fueron comentadas por Trump en la llamada telefónica en la que presionó a altos cargos de Georgia para que “encontraran” los votos que necesitaba para ganar ese Estado. Trump también ha retuiteado a cuentas ligadas a QAnon, un movimiento que difunde teorías que casi parecen paródicas, como la de que unos modelos de armarios se llaman igual que niñas desaparecidas, lo que supuestamente probaría que hay una red de tráfico de menores en la que participan personas populares y poderosas.

De hecho, esta teoría está relacionada directamente con el Pizzagate. En otoño de 2016, un hombre con un rifle de asalto se plantó en una pizzería de Washington convencido de que iba a desmantelar un prostíbulo con menores (por supuesto, inexistente). Los mensajes se habían difundido por redes como YouTube y también Reddit.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!