Los extranjeros confían

Por distintas razones los flujos de inversión extranjera, su dirección y sus cuantías, merecen una especial atención. Las inversiones de cartera, concretadas en activos financieros, con la única finalidad de obtener tasas de rentabilidad aceptables, o las inversiones directas, con pretensiones de permanencia e incluso de influencia en la gestión, constituyen un buen indicador para tomar el pulso de la actividad económica y financiera internacional. Desde luego para observar la dinámica de integración financiera internacional, la distribución de liquidez a través de los mercados de acciones y bonos nacionales y el arbitraje entre estos.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!