Los diablos de Tasmania vuelven a correr libres fuera de su isla | Blog Mundo animal

El mayor marsupial carnívoro del mundo, el diablo de Tasmania, ha vuelto a correr libre en la naturaleza de la parte continental de Australia. El matrimonio formado por el actor australiano Chris Hemsworth y la española Elsa Pataky se ha unido a los grupos conservacionistas que el pasado septiembre liberaron a 11 ejemplares en un santuario natural de Nueva Gales del Sur, la primera de una serie de sueltas.

Popularizados por el personaje Taz de la serie de dibujos animados Looney Toones, los diablos de Tasmania figuran en los listados de especies en peligro de extinción de Naciones Unidas desde 2008. Esta es «la primera vez en 3.000 años o así es que el diablo de Tasmania merodea en los bosques del continente y como superpredador que es, se trata de una cuestión fundamental», ha declarado Tim Faulkner, presidente del grupo conservacionista Aussie Ark. 

El programa de crianza y suelta es obra de esta organización junto a otras dos, Global Wildlife Conservation y WildArk. Planean liberar otros 20 ejemplares en 2021 y otros tantos en 2022. Considera Faulkner que la acción constituye un momento «monumental» en la reconstrucción del ecosistema australiano. «Esta suelta de diablos es la primera de muchas futuras. (…) Hemos criado unos 400 cachorros, y ahora mismo estamos en condiciones de que algunos de ellos vuelvan a la naturaleza».

Los animales vivirán en el parque nacional de Barrington Tops, recoge National Geographic. Para la preparación de la llegada de los ejemplares, los conservacionistas vallaron una amplia superficie de bosque de eucalipto protegido, eliminaron las plantas invasivas y limpiaron rastrojos que pudieran provocar incendios.

El actor Hemsworth comentó en el acto de la suelta de los animales en qué había consistido: «Tendimos algunas trampas para capturar a los diablos y ahora vamos a liberarlos en la naturaleza».

Los diablos de Tasmania desaparecieron del continente porque los cazaban los dingos y quedaron reducidos a la isla que les da nombre, donde también el número de ejemplares ha ido a menos desde 1990 por la extensión de un tumor facial que les afecta. Australia presenta los índices de extinción de mamíferos más altos del mundo y la reintroducción de la especie ayudará a reequilibrar el sistema ecológico que quedó dañado por la introducción de especies invasoras de depredadores, ha comentado Faulkner.  

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!