Los «Cinco Sabios» alemanes rebajan sus previsiones de crecimiento para Alemania

La presentación del informe anual que elaboran los «Cinco Sabios» ha dejado hoy claro que la locomotora europea se está viendo bastante más afectada de lo previsto por el entorno global de incertidumbre y, todavía más grave, que lo peor está por llegar. El informe contempla a la UE en una fase de «fuerte crecimiento», «claramente por encima de su potencial», y afirma que es el momento para un «reajuste de la política económica» en Alemania y para «reformas que favorezcan el crecimiento». El objetivo de estos cambios, prosiguen, deben ser los «retos del futuro», entre los que destacan los derivados de «la globalización, el cambio demográfico y la digitalización», «evitando la solución del discurso del reparto que ha prevalecido hasta ahora» y desde una posición que refuerce a Alemania contra el proteccionismo.

El consejo de economistas que asesora al gobierno Merkel ha rebajado sus previsiones económicas sustancialmente, «debido a condiciones menos favorables para el comercio exterior» que ha generado la ola de proteccionismo disparada por Donald Trump, y a «problemas en la producción a causa de la escasez de trabajadores cualificados». «Sin la necesaria mano de obra cualificada extranjera, la economía alemana se verá arrollada por el cambio demográfico», advierten.

A esto se suma la preocupación por la situación en Italia, que en opinión de los Institutos alemanes «sí genera una incertidumbre muy alta y no solo para Italia sino para todo el conjunto de la UE». Si en su anterior pronóstico esperaban un crecimiento del PIB alemán para este año del 2,3%, ahora no creen que supere el 1,6%, un recorte de 7 décimas de una sola vez. El enfriamiento continuará, auguran, en 2019, año en el que se confiaba en una subida del 1,8% y que según los últimos cálculos no sobrepasará el 1,5%.

Estados Unidos y China

Después del cierre de estos cálculos se ha producido la victoria demócrata en EE.UU., pero ninguno de los expertos que forman el consejo considera que ese hecho vaya a tener consecuencias económicas positivas. Con ellos coincide el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, que no espera que Donald Trump cambie su política tras las recientes elecciones y ha hecho hoy un llamamiento a una mayor unidad europea para hacer frente a la política del líder republicano. «Sería un error confiar en un cambio de rumbo de Donald Trump ahora», ha dicho en Berlín, «debemos seguir siendo realistas, el peso entre los dos socios (Europa y Estados Unidos) se ha desplazado y este resultado electoral no lo va a cambiar. También la economía alemana considera que rumbo de confrontación del Gobierno de Estados Unidos es y seguirá siendo una amenaza para la economía mundial», según el presidente de la Federación de Industria Alemana (BDI), Dieter Kempf, «tenemos poca confianza en que la orientación proteccionista de la política comercial estadounidense vaya a cambiar y tendremos que seguir soportando daños».

Y EE.UU. no es único problema que presenta una economía global en la que ningún sistema permanece aislado del resto de los actores. «El hecho de que el crecimiento del PIB chino en el tercer trimestre de 2018 se desacelerase hasta el 6,5% supone un agravamiento de la situación de riesgo y nos coloca en un escenario de coordenadas nuevas que difícilmente podrán resolverse en un corto espacio de tiempo”, dicen.

Los sabios alemanes suelen acompañar estos pronósticos con recetas y este año ponen deberes a todos los agentes económicos. Para la UE sugieren la rápida formación de fondos de crisis. «Supongo que, dado que existe una gran disposición en Italia para permanecer en la zona euro, finalmente podría haber una oportunidad para encontrar una solución. Pero la incertidumbre es muy alta y el problema no es solo para Italia sino para toda la zona euro», ha dicho la Isabel Schnabel, profesora de economía financiera en la Universidad de Bonn y última incorporación a los “Cinco Sabios”. También piden al el Banco Central Europeo que extreme las precauciones para llevar a cabo con éxito la transición a una política monetaria no extraordinaria. «Existe el peligro de que el cambio de rumbo de la política monetaria llegue demasiado tarde», advierte el informe, en la misma línea que las quejas expresadas por la Federación de la Banca Alemania, que basándose en los datos de inflación europea lleva meses suplicando a Mario Draghi que adelante el inicio de las subidas de los tipos de interés.

De puertas adentro, los economistas aconsejan al gobierno de Berlín que acepte la intensificación de la competencia fiscal internacional y que elimine completamente el impuesto de solidaridad, un impuesto creado a raíz de la reunificación de las dos Alemanias y destinado a trasvasar recursos de la próspera República Federal a la desolada economía de la ex Alemania comunista. Y habida cuenta de la elevada dinámica de los precios en el mercado inmobiliario alemán, señalan que sería conveniente adoptar medidas para ampliar la oferta. «El freno de los precios de alquiler incluye medidas que sólo se aplican a los síntomas, de manera que no es efectivo», indican, “las reformas del impuesto sobre la tierra y del impuesto sobre la transferencia de tierras, así como el fortalecimiento del subsidio de vivienda, tienen sentido, pero el sistema de la vivienda social debería estar mejor diseñado”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *