Los ¬ęchalecos amarillos¬Ľ cuestan 3 millones al d√≠a a los transportistas espa√Īoles

Las protestas de los ¬ęchalecos amarillos¬Ľ, el movimiento que protesta en Francia contra el aumento de los impuestos a los carburantes, est√° generando una factura millonaria para los transportistas espa√Īoles. Seg√ļn los c√°lculos de la Confederaci√≥n Espa√Īola de Transporte de Mercanc√≠as (CETM), las movilizaciones han tenido un impacto diario de 3 millones de euros. Teniendo en cuenta que ya hace m√°s de tres semanas que comenzaron los disturbios, la factura total rondaje acerca a los 60 millones de euros.

Forjado en las redes sociales, la primera vez que el movimiento se materializ√≥ en las calles fue el pasado 17 de noviembre. Entonces, miles de personas ataviadas con los chalecos reflectantes que utilizan los conductores colapsaron un buen n√ļmero de carreteras francesas para protestar contra la subida de los impuestos a la gasolina y el di√©sel en particular y contra la presi√≥n fiscal y el coste de la vida en general. Aquel primer d√≠a de movilizaciones se sald√≥ con un muerto y m√°s de doscientos heridos.

Con el paso de los d√≠as, las protestas se han ido intensificando y ampliando, llegando a provocar en las √ļltimas horas incluso el bloqueo de carreteras fronterizas como la AP-7 y la AP-8, que unen Francia y Espa√Īa a la altura de la Junquera y Biriatou, respectivamente. ¬ęEs un fen√≥meno que est√° afectando bastante a nuestras empresas, porque m√°s de 20.000 camiones espa√Īoles circulan cada d√≠a en Francia¬Ľ, explican fuentes de la CETM, que alertan de que los paros tambi√©n est√°n afectando a ganaderos y agricultores. ¬ęLos productos perecederos no se est√°n entregando en buenas condiciones por los paros. Muchas mercanc√≠as no son aceptadas en el punto de entrega¬Ľ, apuntan desde la organizaci√≥n.

Todo apunta a que este particular colapso se extender√° en el tiempo. Si bien el primer ministro franc√©s, √Čdouard Philippe, anunci√≥ el martes una moratoria de seis meses de la ecotasa de los carburantes, que deb√≠a entrar en vigor el primero de enero, los ¬ęchalecos amarillos¬Ľ consideran este ofrecimiento insuficiente y prometen seguir manifest√°ndose. De hecho, la protesta ciudadana amenaza con mutar a una huelga de los sindicatos de transporte franceses CGT y FO. Una posibilidad que, seg√ļn la confederaci√≥n espa√Īola, elevar√≠a a 12 millones de euros la factura diaria para los transportistas espa√Īoles.

En este contexto, la CETM ha pedido al Ministerio de Fomento que interceda en el conflicto. En una carta dirigda al titular del departamento, Jos√© Luis √Ābalos, la CETM reclama que Espa√Īa pida a Francia ¬ęuna actuaci√≥n inmediata y contundente que permita que se normalice la situaci√≥n en las carreteras y se garantice, tal y como se establece en el Tratado de Schengen, la libertad de movimiento de personas y mercanc√≠as¬Ľ. Asimismo, reclama que se eleve una queja a la UE si el conflicto no se soluciona

El Ejecutivo, por su parte, asegura haberse puesto ya en contacto con el pa√≠s vecino. En concreto, el Ministerio de Fomento anunci√≥ ayer que, debido a la ¬ęrelevancia de los problemas en las fronteras con Francia¬Ľ, envi√≥ ¬ęnotas¬Ľ tanto al Gobierno galo como a la Embajada de Francia en Madrid el pasado 21 de noviembre en las que reclamaba que se adopten ¬ętodas las medidas oportunas¬Ľ para que se reestablezcan las conexiones habituales. Adem√°s, desde el departamento explican que se ha solicitado a la Comisi√≥n Europea ¬ęel mecanismo previsto en el Reglamento de Libre Circulaci√≥n de Mercanc√≠as en la UE¬Ľ y que tras estas gestiones Bruselas ya se ha puesto en contacto con las autoridades francesas. Un mes despu√©s de estos avisos, sin embargo, el problema se mantiene.

Los precedentes franceses

El Gobierno espa√Īol no ha sido el √ļnico en pedir responsabilidades a Emmanuel Macron por su gesti√≥n del conflicto. Las asociaciones de transporte francesas est√°n presionando con fuerza al Ejecutivo franc√©s tras calcular que las p√©rdidas ocasionadas por las protestas ascienden a m√°s de 400 millones.

Los transportistas espa√Īoles, sin embargo, recelan de la respuesta del pa√≠s vecino. Y apuntan a que ¬ęno es la primera vez que se originan conflictos en las carreteras sin que haya represalias¬Ľ. Las asociaciones del sector hacen referencia a los ataques de agricultores franceses en la frontera a camiones espa√Īoles que transportan vino, frutas y hortalizas. Unos actos cometidos, en su opini√≥n, ¬ędelante de la Gendarmer√≠a francesa, que no hizo nada por evitarlos¬Ľ.

Como ahora, estos sucesos ya motivaron a principios de 2017 que la embajada de Espa√Īa en Par√≠s presentara una queja a las autoridades francesas. El asunto lleg√≥ incluso a la UE. Poco m√°s de un a√Īo despu√©s, los transportistas espa√Īoles se quedan de nuevo atrapados en las carreteras galas.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *