Llega la revolución de las cervezas artesanales | Cultura

CATALUÑA

Rosita (Alcover. Tarragona) Empezó a elaborarse en 2007 y en sus diversas variedades ha logrado conquistar a chefs como Ferran Adrià, Sergi Arola, Santi Santamaria o Carme Ruscalleda, quienes la han incluido en la carta de sus restaurantes. Su fama ha subido como la espuma y su pequeña producción se exporta ya a Australia, Finlandia, Italia y Japón.

Cervesa del Montseny (Sant Miquel de Balenyà. Barcelona) Pablo Vijande se fue al Reino Unido a estudiar inglés y volvió a casa con la receta para elaborar cerveza artesana. Se puso a la labor con un grupo de amigos y sus botellines consiguieron el año pasado introducirse en la Meca de las cervezas artesanas: Estados Unidos.

Moska de Girona (Sarrià de Ter. Girona) Josep Borrell se encomendó a San Narciso antes de dejar su trabajo en 2007 y dedicarse a elaborar cerveza artesana y por ello se inspiró en la leyenda del patrón de Girona para bautizar la marca. Con la ayuda de santo y los servicios que ofrece a los clientes -conferencias y cursos de degustación- han fidelizado un compacto grupo de consumidores muy proselitistas y una nómina creciente de restaurantes que la incluyen en su carta.

MADRID

Naturbier (Plaza de Santa Ana, 9. Madrid) Entre Sol y Atocha, la plaza de Santa Ana es el paraíso de los cerveceros madrileños y el lugar para los que quieren degustar una birra diferente se llama Naturbier, donde elaboran su propia cerveza natural. En la planta baja incluso hay grifos en las mesas para servirse a placer.

Calvin’s (Avda. de la Comunidad de Madrid, 3. Pozuelo de Alarcón) Taberna restaurante al estilo irlandés regentada por los hermanos Rodríguez Calvin que combina la elaboración de cerveza propia con una completa y variada cocina mediterránea. Han empezado a importar la idea y ya han abierto un local a imagen y semejanza en Alicante (plaza de San Cristóbal, 2).

La Cibeles (Alcorcón. Madrid) Nueva, con solo un añito de vida, La Cibeles trata de abrirse paso en el mundo de las cervezas artesanales. Hasta dar el salto al mercado, David Castro experimentó durante más de una década con un equipo casero de fermentación hasta logar el elixir que quería.

VALENCIA

Tyris (Ribarroja del Turia. Valencia) Con un poco más de un año de vida, esta cerveza elaborada con trigo por dos jóvenes valencianos reivindica con su nombre el pasado fenicio y cervecero de las tierras que baña el Turia y el derecho de los amantes valencianos de las birras a innovar en sus hábitos. Para acercar sus cervezas al consumidor organizan catas didácticas en sus instalaciones y jornadas de puertas abiertas.

Altura de vuelo (Venta del Moro. Valencia) Elaborada con productos autóctonos, excepto el lúpulo, que lo compran fuera de la Comunidad valenciana, esta cerveza artesanal que nació en 2009 refleja con su nombre el vértigo que Diego Fernández Pons sintió cuando decidió hacerse maestro cervecero.

PAÍS VASCO

Pagoa (Oyarzun. Guipuzcoa) Pionera de las cervezas artesanales vascas, la Pagoa, con una década de historia a sus espaldas, ha conseguido ser una de las pocas cervezas artesanales populares gracias a su presencia en grandes superficies del norte de España, además de encontrarse en Barcelona, en los pubs Porter House de Dublín y Londres, y de haberse introducido en Estados Unidos, Australia y Japón.

Baias (Oiardo. Álava) José Luis López se fue de viaje a Argentina y regresó con la idea de hacerse cervecero. Junto a su mujer, Idoia Marañón, se lanzaron en 2006 a elaborar su propia producción artesanal en su caserío de Oiardo, entre las peñas de Orduña y el macizo de Gorbeia, por cuya vertiente sur fluye el río Baias, del que se abastecen la cervecería y toma el nombre la marca. Su pequeña producción se reparte entre establecimientos hoteleros y tiendas especializadas.

GALICIA

San Amaro (Redondela. Pontevedra) Amaro González y Andrés Bernárdez empezaron a experimentar elaborando cerveza casera, 20 o 30 litros por semana, que fueron creciendo a medida que los amigos pedían más y más. En vista del éxito, decidieron profesionalizarse en 2008 y sus planes de expansión les han llevado este año a ampliar su producción elaborando parte de sus cervezas en Redondela y parte en Flandes, asociados con una microcervecería belga.

ANDALUCÍA

La Fábrica (Trovador, 8. Sevilla) En el corazón del casco histórico de Sevilla, La Fábrica es un restaurante que, deseoso de independizarse de los proveedores, empezó a elaborar hace siete años su propia cerveza artesanal en el mismo local, con parte de la maquinaría a la vista de los clientes. Ha instalado incluso grifos en las mesas para que los clientes se sirvan ellos mismos.

Far West (Almería) Una cerveza de película. Este es el eslogan con el que se lanza al mercado Far West, la primera cerveza artesanal elaborada en Almería, que vio la luz el pasado mes de mayo, e intenta abrirse paso en el mundo de las birras naturales. Detrás del proyecto está Juan Palaoro, un joven técnico agrícola que al ver la difícil situación que atraviesa el mercado laboral decidió crearse su propio empleo con la colaboración de toda la familia. Por ahora elaboran tres tipos de cerveza, una rubia ligera, una roja con cuerpo y una negra entre dulce y amarga.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!