Liga de Quito-Boca, Copa Libertadores. Prohibidos: el cartel con la cara de los 10 barrabravas argentinos que distribuyeron en el estadio

En cada una de las puertas del estadio de Liga de Quito estaban pegados los retratos de los diez barras de Boca con restricción de concurrencia administrativa.

Al estadio de Liga de Quito se lo conoce como la Casa Blanca. Para ingresar a ver el partido de este miércoles por la Copa Libertadores ante Boca, sus hinchas debieron presentar documento o pasaporte. La razón: la barra brava de Boca. A comienzos de semana el ministerio de Seguridad ecuatoriano recibió dos listados de hinchas violentos argentinos. Diez de ellos, los cabecillas, eran considerados “prioritarios”. En el documento enviado había una foto y datos personales de cada uno de ellos. Horas antes del comienzo del partido, los rostros de los violentos argentinos aparecieron en carteles pegados en cada una de las bocas de acceso al estadio quiteño. Arriba de todo, la leyenda “Prohibido el ingreso”. Eran hinchas de Boca; parecían fugitivos en el Lejano Oeste.

No bien comenzó el partido, la Policía de Ecuador informó que cuatro de los diez violentos argentinos habían intentado ingresar, y que los oficiales de seguridad les habían impedido la entrada. “Al ver la escena, los otros seis desistieron de ingresar al estadio”, agregó un funcionario de la seguridad argentina al tanto del operativo. Las fuentes oficiales ecuatorianas confirmaron casi al final del partido que a Rafael Di Zeo “le fue impedido” el ingreso a la Casa Blanca. Así, el histórico líder de La 12 debió contentarse con seguir las acciones desde afuera del estadio.

Boca jugó ante Liga, en Quito. Al final, los integrantes de la barra brava que viajaron no pudieron entrar a la tribuna. Fuente: Reuters

Loading...

Tanto Di Zeo como Martín idearon una logística que les permitió pisar suelo ecuatoriano sin ningún inconveniente. Cuando aterrizaron, con varios días de antelación al partido -Quito y Guayaquil tienen los dos aeropuertos principales del país-, las autoridades ecuatorianas no tenían sus nombres. Desde el Ministerio de Seguridad argentino creyeron que, como ocurre con otros países, iban a tener la autorización para viajar y controlar a los violentos argentinos en el campo. Es decir, en pleno territorio ecuatoriano. Pero el permiso nunca llegó. Y la cúpula de La 12 pudo viajar sin problemas, ya que sobre Di Zeo y Martín sólo pesa una prohibición de concurrencia administrativa.

En la antesala del partido hubo una reunión entre los responsables de la seguridad del partido y autoridades de ambos clubes. “A una de las personas que figuraba en la lista se le devolvió el valor de la entrada y entendió de buen modo que no podía ingresar al estadio”, dijo el teniente coronel Jimmy Viteri, responsable del operativo de seguridad en el estadio quiteño, en declaraciones a TyC Sports antes del encuentro.

Los hinchas de Boca que siguieron el partido en el estadio. Los barras, afuera.
Los hinchas de Boca que siguieron el partido en el estadio. Los barras, afuera. Fuente: Reuters

Hace tres años, en ocasión de la serie entre Independiente del Valle y Boca, la cúpula de La 12 también viajó a la capital ecuatoriana. “El tour de La 12, con sus líderes Rafael Di Zeo y Mauro Martín, se desplaza sin disimulo junto con un séquito de 50 hinchas, también integrantes de la barra brava de Boca. Cantan, se toman fotos y exhiben con orgullo la bandera que más los representa: Jugador Nº12”, consignó una nota de LA NACION antes de aquel choque de la Libertadores de 2016. Independiente del Valle terminaría eliminando a Boca del torneo.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!