Liam Neeson: “Si fuera mujer, no sería actriz en Hollywood ni por todo el dinero del mundo” | Gente y Famosos

El actor Liam Neeson, que ha presentado este martes en Madrid su nueva película, Venganza bajo cero, ha asegurado que, si fuera mujer, no sería actriz «ni por todo el dinero del mundo», debido a la «discriminación» que sufren en la industria cinematográfica a partir de determinada edad.

«Sí, creo que a las actrices se las discrimina, desde los 37 años quizás. No sería actriz en Hollywood ni aunque me pagaran todo el dinero del mundo: lo ves y, cuando ya tienen cierta edad, mujeres que son preciosas de repente tienen la cara estirada de golpe», ha lamentado el actor en una entrevista con Europa Press.

Para Neeson, eso es fruto «del miedo que tienen de intentar aferrarse a la juventud», algo que «también les pasa a algunos hombres, pero a las actrices sin duda». En su caso, con 67 años, reconoce que «la edad no ha sido un problema para conseguir papeles». «Quizás para mí sí [ha sido un problema]. A veces, es ver los guiones y pensar que estoy demasiado viejo ya para esto, que no estoy en forma. Pero no tengo quejas, tengo cuatro películas hasta el próximo otoño», ha señalado el actor con humor.

De hecho, Neeson ha recordado que cuando le ofrecen los papeles, los productores «ya saben la edad» que tiene y «no hay ningún problema». De hecho, en los últimos años se ha especializado en las películas de acción, algo que si se lo hubieran dicho cuando empezaba su carrera «habría pensado que estaban locos».

En Venganza bajo cero, un remake de la película Por orden de desaparición del noruego Hans Petter Moland que se estrenará en España el próximo 26 de julio, Neeson da vida a un padre de un pueblo de Denver que pierde a un hijo por un asunto de tráfico de drogas y empieza su particular venganza contra los clanes del lugar.

El frío y la nieve se convierten en un personaje más de una película que no renuncia al humor (negro) para contar esta violenta historia. «Sí creo que si el hielo se te mete en la cabeza puedes acabar perdiendo la cabeza», ha reconocido el actor irlandés, quien ha reconocido «no creer en la venganza». «Crecí en Irlanda del Norte y allí hubo una guerra durante 30 años donde vi los resultados de la venganza en el día a día», ha explicado.

«Niños con los que boxeaba cuando era joven se implicaron mucho y algunos murieron de manera violenta; otros hicieron huelgas de hambre y otros están en la cárcel por sus creencias políticas y por representar la venganza. La venganza no funciona para nada, simplemente hace añicos a la sociedad y a comunidades enteras» ha reiterado.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!