Leilei Gao, una trayectoria tan sorprendente como estéril por el fútbol español

Que el fútbol del siglo XXI tiene tanto de deporte como de negocio es una realidad que no se le escapa a ningún aficionado y que la SD Ponferradina ha puesto de manifiesto con el fichaje del chino Leilei Gao (Beijing, 1980), un centrocampista que está a punto de convertirse en cuarentón y que lleva en España desde 2015 prácticamente inédito. Con una trayectoria más que dudosa porque en los últimos cuatro años solo ha jugado 130 minutos con el Cornellá y el Jumilla, su contratación responde a razones económicas y al deseo de penetrar en el mercado asiático, según ha reconocido el propio club, que esta temporada ha regresado al profesionalismo en Segunda división.

«Para expandir su marca, el club ha alcanzado un acuerdo de patrocinio que supone la incorporación de Leilei Gao. Dicho acuerdo conlleva una importante aportación económica, además de la posibilidad de abrir un vínculo con el mercado chino con amplias expectativas de futuro», la entidad presidida por José Fernández en el comunicado en el que anunció la llegada del centrocampista, presentado este miércoles en sociedad. Durante el acto, Alfonso Rodríguez-Hevia, el responsable del área deportiva, aclaró que el acuerdo no implica que Leilei Gao, de 39 años, tenga que jugar por contrato y que el entrenador, Jon Pérez Bolo, tendrá total libertad en la toma de decisiones. «El acuerdo supone unos recursos muy importantes, pero el entrenador será el que decida si juega o no», afirmó.

El equipo decano del fútbol en Castilla y León ha apostado por un jugador reconocido en China más por su pasado que por su presente. Leilei Gao militó en conjuntos de la máxima categoría de ese país antes de probar en Finlandia, Australia y Estados Unidos. Retirado en 2011, cuatro años después reapareció en Cornellá, la puerta de entrada del centrocampista en el fútbol español, donde solo ha jugado nueve partidos desde octubre de 2015. En ninguno de esos encuentros, cinco de ellos con el Jumilla, disputó los 90 minutos ni fue titular. Un pobre bagaje que no ha frenado al equipo de El Bierzo.

Leilei Gao se mostró feliz durante su presenteción, en la que afirmó que al debutar en el fútbol profesional español cumple el deseo de su padre, fallecido en 1999, que le había apremiado para que alargara su carrera en este deporte, lo que ha hecho sin pena ni gloria en las filas del Cornellá y el Jumilla. Que pueda llegar a estrenarse con la camiseta de la Ponferradaina es una incógnita mirando a su pasado más reciente. El centrocampista perteneció al club catalán hasta enero de 2019, cuando firmó por el Jumilla, también en Segunda división B. En el cuadro barcelonés jugó 37 minutos repartidos en cuatro partidos. Contratado a principios de este año por el equipo murciano, aquí tampoco fue nunca titular. Apareció en cinco partidos, en los que sumó solo 93 minutos. Una trayectoria tan sorprendente como la de otros jugadores chinos en el fútbol europeo.

«Más allá de lo deportivo»

La contratación por el Cornellá, como ahora en Ponferrada, se produjo por motivos más allá del fútbol. «Es algo más que un tema deportivo», reconoció Andrés Manzano, director general del club catalán, el día de la presentación. Leilei Gao gestiona en China una escuela de formación de futbolistas con más de 5.000 chicos y su presencia en el fútbol español, una liga ampliamente reconocida en ese país, supone para el centrocampista un excelente escaparate para seguir aumentando la captación de alumnos.

Loading...

El acuerdo con el jugador es para seis meses, aunque existe la opción de prolongar su estancia hasta julio de 2020. Según el club, «la llegada del jugador no nos generará ningún coste salarial». Un movimiento que no gusta en AFE, el sindicato de futbolistas. «Como cuando se firmó un convenio con la Federación de Arabia Saudí, consideramos que este tipo de acciones perjudican a nuestros compañeros, sobre todo la formación de futbolistas españoles. No solo perjudica a la cantera, también a muchos jugadores sin equipo que están perfectamente cualificados para jugar en Segunda división», explican a este periódico. «Está a punto de acabar la edición XX de Sesiones AFE y en ella participan futbolistas sin equipo preparados y capacitados para ocupar esa plaza. Obviamente, el dinero es fundamental en el mundo del fútbol, pero no debe darse prioridad siempre al aspecto económico cuando la esencia es el deporte en sí mismo», añaden.

Leilei Gao comienza ahora una nueva aventura tras su paso por el Jumilla en Segunda división B, club que estaba presidido por su compatriota Li Xiang. Un equipo al que llegó en enero, que descendió deportivamente en junio y que ha terminado desapareciendo por no poder hacer frente a sus compromisos económicos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!