Lealtad por encima de la verdad

Cuando en un futuro incierto analicemos estos convulsos tiempos de pandemia habrá que reservar un capítulo a la gestión de la propagación del virus en Madrid. A la gestión retórica, se entiende. Porque lo que debería ser un combate contra la infección enseguida se tornó en una lucha por la hegemonía del discurso. Palabras en vez de acciones, desunión y mutua incomprensión frente a la unidad que habría que presuponer en algo tan decisivo como es la preservación de la salud. Pero aquí no hay equidistancias que valgan, lo chirriante, lo que entrará en los anales de las perplejidades políticas, está siendo la actitud de Díaz Ayuso.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!