Las zapatillas que homenajean a Lydia Valentín

La halterófila española Lydia Valentín recibió esta semana la medalla de oro que le acredita como campeona olímpica en Londres 2012, reconocimiento que llega casi siete años después de su logro y que recompensa a “una leyenda del deporte español”, como la definió Alejandro Blanco, artífice de un evento en el Comité Olímpico Español en el que se ha intentado revivir la ceremonia que no vivió en su momento por el dopaje de tres rivales.

“Por fin soy campeona olímpica. Estoy realmente emocionada, todavía no me lo creo. Todavía estoy digiriendo todo lo que está pasando. Por fin se cierra el círculo, ahora tengo mis tres medallas olímpicas conmigo. Es el fruto de tantos años y tantas horas de dedicación e inversión por un sueño que al final hemos conseguido”, apuntó Valentín tras recoger su medalla, la tercera olímpica de su palmarés tras la plata de Pekín’08 y el bronce de Río’16.

Junto con Blanco, también quisieron estar presentes la secretaria de Estado para el Deporte, María Jose Rienda, el presidente de la Federación Internacional de Halterofilia, Tamas Ajan, o el presidente de la Federación Española, Constantino Iglesias, junto con la familia de Valentín y los entrenadores y profesionales que le han ayudado a lo largo de su carrera.

Un momento especial que uno de los principales patrocinadores de Lydia quiso celebrar junto a ella. Reebok le diseñó unas zapatillas especiales con los aros olímpicos en forma de corazón, rememorando el clásico gesto de la haltera cuando gana una medalla y Lydia se las llevó a la ceremonia tan orgullosa y tan feliz.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!